Urkullu confirma que PNV registrará la candidatura de Ibarretxe para evitar que López se presente con sólo 25 escaños

Insiste en que la "arrogancia" de quien pretende la Lehendakaritza "como trofeo" será "la puntilla" para el Gobierno de Zapatero BILBAO, 29 (EUROPA PRESS) El presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB) del PNV, Iñigo Urkullu, confirmó hoy que su formación registrará en el Parlamento vasco la candidatura de Juan José Ibarretxe a lehendakari, para evitar el "riesgo" de que el candidato del PSE-EE a lehendakari, Patxi López se presente sólo con 25 escaños, en su afán de "eludir la visualización palmaria" de un acuerdo con el PP. Además, precisó que, en caso de que la formación jeltzale "tuviera que llegar al final del pleno de elección del lehendakari", buscará el apoyo de EA y Aralar, para "visualizar" que cuentan con más votos ciudadanos que PSE, PP "e incluso UPyD juntos". Por otra parte, insistió en que la "arrogancia" del PSE, al que acusó de desdecirse de "todos sus compromisos" con tal de "condenar al ostracismo al PNV, por el ansia de tener la Lehendakaritza como trofeo", será la "puntilla" para el Gobierno "casi muerto" de José Luis Rodríguez Zapatero. En una entrevista a Europa Press, Urkullu afirmó que al todavía lehendakari en funciones "le asiste" el hecho de ser cabeza de lista de la formación política con más votos obtenidos el pasado 1 de marzo, y cinco escaños de diferencia respecto al PSE. Además, advirtió del riesgo de que, en caso de no registrar la candidatura del PNV, que cuenta con 30 escaños, "en el juego entre el PSE y el PP", Patxi López "sea registrado solamente con 25 escaños". "No podríamos pasar nosotros por la vergüenza de tener 30 escaños y no presentar candidato, y además, que el PSE hubiera jugado con todos nosotros y que presentara un candidato sólo con 25 escaños", aseguró. Por esta causa, el presidente de la formación jeltzale demandó la "visualización palmaria" de que existe un acuerdo entre socialistas y populares y pidió "que no jueguen" con el término del "gobierno en solitario o al apoyo del PP fuera de la responsabilidad de gobierno". "No, no. Que presenten el candidato del Partido Socialista con las firmas del PP", dijo. EA Y ARALAR En caso de que Patxi López se registrara con los únicos votos de su partido, y el PNV "tuviera que llegar al final del pleno de elección del lehendakari", ante una situación de "claridad" de suma de los votos del PSE y PP, el PNV apostaría por recabar los votos de EA y Aralar, "por lo menos". Urkullu aseguró que, "si se diera esa circunstancia", la suma de votos de PNV, EA y Aralar "es siempre más que la suma de votos del PSE más el PP e, incluso, más UPyD". "Con lo cual, podemos encontrarnos el día de la elección del lehendakari en el pleno, manteniendo las dos candidaturas, la de Patxi López y la de Juan José Ibarretxe, con que, incluso, en número de votos de ciudadanos, sean más los votos que pudieran prestarse a Juan José Ibarretxe que a Patxi López". Tras emplazar a "ver cómo se produce ese pleno", aclaró que la preocupación del PNV es "que la ciudadanía sepa que la candidatura a lehendakari no es algo que venga dado por sí mismo como consecuencia de los resultados del 1 de marzo". "No. Hay que registrar la candidatura y registrarla en base a unas firmas. Nosotros tenemos 30 escaños de apoyos, 30 firmas para un candidato a lehendakari que es Juan José Ibarretxe y, hoy por hoy, Patxi López sólo tiene 25 escaños. Y si tiene un acuerdo con el PP, que presente y que registre su candidatura con 38 firmas", enfatizó. El presidente del EBB censuró las declaraciones del presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, quien aseguró, tras conocerse el preacuerdo alcanzado entre populares y socialistas, que "le hacemos un favor al PNV al librarse de Ibarretxe". Tras atribuir estas palabras a "los juegos maquiavélicos de los partidos políticos y del juego mediático en el Estado español", lamentó "que nos venga a recordar este tipo de cosas quien ha perdido miles de votos y dos escaños, como ha sido el PP, y Antonio Basagoiti en particular". "Resulta sarcástico", enfatizó. ORGULLOSO DEL 'NO A LÓPEZ' El máximo dirigente de la formación nacionalista aludió a las informaciones que apuntan a que el candidato socialista a lehendakari habría acudido a personas situadas en la órbita del PNV para configurar un futuro gobierno y expresó su "satisfacción" por las negativas recibidas las ofertas. "Junto al orgullo de que, tras seis años de vida delicada en el partido hayamos obtenido casi 400.000 votos, el otro orgullo que tengo es que Patxi López quisiera contar con los mejores, que esos mejores sean gente del PNV o cercana al PNV, y que todos esos mejores a los que ha tocado Patxi López le han dicho que no", insistió. Por otra parte, el presidente del EBB coincidió con el portavoz del PSE, Rodolfo Ares, en que el preacuerdo con el PP, hecho público el pasado jueves, "es el punto de inicio de lo que ha augurado como una legislatura cara, con un gobierno débil del PSE en manos del PP, gran beneficiado, mirando a los intereses de España, en esta operación, en contra de la mayoría electoral de PNV-Aralar-EA- y, en su caso, de EB". "Creo que ésta va a ser la puntilla del PSE para el gobierno, casi muerto ya, de Rodríguez Zapatero", enfatizó. En este sentido, lamentó la "arrogancia" de "quien se ha desdicho de todos sus compromisos con tal de condenar al ostracismo al PNV, por el ansia de tener la Lehendakaritza como trofeo", lo que demuestra, a su juicio, que para el PSE, "el país, el punto de encuentro y la normalización política son secundarios". "Hoy con el PP y con la pinza de Otegi, y mañana con Batasuna", censuró. Aunque admitió, una vez más, que el PNV "está pasando un mal trago" garantizó que "está sólido, con unos resultados excelentes, y con proyecto". "Llegamos desplazados a la oposición habiendo ganado las elecciones y con importantísimo apoyo popular", explicó. No obstante, garantizó que la formación jeltzale actuará "con absoluta responsabilidad" porque Euskadi "debe salir adelante". "Tengo muy presente el ejemplo de alguien muy cercano que en tiempo de guerra, y perdida la posición, se negó a volar Altos Hornos", dijo. Además, recomendó "que nadie confunda responsabilidad con ingenuidad" y aseguró que el "problema vasco sigue existiendo después del 1 de marzo". "Hemos ofrecido un pacto político que impulse el autogobierno sobre bases sólidas y de acuerdo que con el respeto a nuestra singularidad. Un proyecto con iniciativa propia, de asunción de instrumentos para dar respuesta a las necesidades desde un ámbito vasco de decisión, con nuevos conceptos de co-decisión, dotando a las competencias de un contenido decisorio real y un sistema bilateral de garantías", recordó. También aludió al proyecto 'Think Gaur', que su formación pretende desarrollar con 2020 como horizonte. "Vamos a desarrollar, desde la cercanía a las ciudadanos y en trabajo conjunto con la sociedad organizada, un proyecto de construcción social en base a nuestro programa electoral y la acción institucional en Parlamento, Diputaciones y Ayuntamientos, así como a las metas y desafíos contemplados en el proyecto presentado el pasado mes de enero trabajando desde la Euskadi de hoy la Euskadi de 2020", afirmó. Advirtió además, de que desterrará "todo tipo de complejo" respecto a quien, "una y otra vez, pretende el embaucamiento desde un supuesto discurso abertzale escondiendo su verdadero proyecto y ocultando su fracaso electoral con la petulancia de dar y quitar el label, y en qué grado, de ser abertzale (patriota)". "Nos insultarán, nos mencionarán personalmente, pero nosotros no violamos el planteamiento y lo hablado en Loiola", dijo. Además, ante los resultados electorales, se mostró convencido de que "todos estamos a las puertas de la posibilidad de recomposición del nacionalismo institucional a términos anteriores a 1986", objetivo para el que mostró su "disposición".