Vascas.- Basagoiti (PP) dice que el cambio que defiende Patxi López "se limita a que él se convierta al nacionalismo"

Pide el voto a todos aquellos vascos que creen que el PSOE "no es de fiar" porque "siempre ha entregado" sus votos al "Ibarretxe de turno" BILBAO, 16 (EUROPA PRESS) El presidente del PP vasco y candidato a lehendakari por esta formación, Antonio Basagoiti, advirtió hoy de que "la convivencia no pasa por hacerse nacionalista, sino por respetar la pluralidad del País Vasco" y criticó que "el cambio" que defiende el candidato socialista, Patxi López, "se limita a un cambio propio, a que él se convierta al nacionalismo" Basagoiti, que visitó hoy en Getxo las zonas anegadas por el río Gobela en las recientes inundaciones, afirmó que en el País Vasco se necesita "convivencia" y advirtió de que la convivencia "se sustenta en la pluralidad y no en que nos hagamos todos del PNV, como están planteando" los socialistas. Basagoiti, que advirtió de que "los pactos de PNV y PSOE no funcionan", pidió el votó a todos los vascos que se sienten "defraudados por el Partido Socialista, a esos vascos que el PSOE les prometió cambio y no les ha dado cambio, a todos aquellos vascos que creen que el PSOE no es de fiar, a todos aquellos vascos que saben que votar al PSOE es una lotería porque puede acabar pactando con Ibarretxe, con el PNV o con cualquiera que pase por ahí". El líder del PP vasco pidió el voto "a todos los vascos que se han sentido defraudados por el PSOE, que, a la hora de la verdad, en el País Vasco siempre se ha ido con los nacionalistas, por un Partido Socialista que ha pedido votos del cambio y siempre los ha entregado al Ibarretxe de turno o al nacionalista de turno". Basagoiti consideró que "hay un gran complejo en los dirigentes socialistas, el de hacerse los vascos, cuando no tendrían que hacérselo, porque somos todos igual de vascos". "Los socialistas -dijo- creen que para hacerse el vasco hay que hacerse nacionalista, pero yo plante un país que lo primero sean las respuestas a los problemas de la gente y no los intereses de partido". Tras reiterar que no plantea un País Vasco "de apaños y amaños", aseguró que el PP es un partido "de fiar que nunca ha traicionado lo que ha dicho", así como que el voto a los populares es "para el cambio de verdad y no solamente para el cambio de imagen". El candidato popular manifestó que en el País Vasco "hay que solucionar problemas" y se mostró en contra de los "apaños de partido" porque los partidos políticos "estamos para pensar en la gente, en los parados, en las libertades y el futuro y no para pensar qué me es más cómodo a mi para gobernar o como le va mejor o peor a Zapatero". GETXO En cuanto a la situación de los ríos en la Comunidad Autónoma Vasca, Basagoiti recordó la necesidad de encauzar "unos 36 ríos en el País Vasco, entre los que están el Gobela, Zadorra, Nervión y Orio". A su juicio, el problema que tienen los vecinos de Gobela es que "cada vez que llueve con intensidad se inundan, y esto pasa en muchos otros puntos del País Vasco, principalmente porque el gobierno vasco en estos 30 años de democracia no ha encauzado los principales ríos". Según dijo, en Gobela "se resume lo que ha sido y está siendo la política vasca, una política de un PNV que no hace lo principal y lo necesario y sólo está preocupado por el nacionalismo, la identidad y los planes, y un PSE que le vota, aprueba y avala todo". Basagoiti aseguró que "hay un plan del año 1991 para encauzar los principales ríos del País Vasco", pero, criticó, "no se ha hecho absolutamente nada desde el PNV" y denunció que "los amaños presupuestarios de PSOE y PNV han supuesto que no se hagan cosas principales". Por ello, consideró que "la culpa de que se inunden zonas del País Vasco no la tiene sólo la lluvia, sino que hay obras sin hacer porque unos han gobernado y otros han cogobernado". El dirigente popular insistió en que en Gobela "se demuestra que no funciona la fórmula de la unión entre PNV y PSOE, que se limitan a hacer amaños que sustentan intereses de partidos y solucionan problemas de sillones, problemas de Zapatero en Madrid y de Ibarretxe en el País Vasco, pero no los problemas de los ciudadanos".