Vascas.- EA propone destinar las ayudas públicas a empresas que inviertan beneficios en fondos para mantener el empleo

Insiste en la necesidad de traspasar las políticas activas y pasivas de empleo y subraya que el despido libre es "inasumible" BILBAO, 19 (EUROPA PRESS) El candidato a lehendakari de Eusko Alkartasuna, Unai Ziarreta, afirmó hoy que es "imprescindible" adoptar "medidas concretas de choque" para hacer frente a la destrucción de empleo y, en este sentido, instó a las empresas a "renunciar a repartir dividendos" para invertir en "un fondo de reserva" dirigido a mantener los puestos de trabajo. Asimismo, consideró que la creación de este fondo debería ser condición para optar a las ayudas públicas. Eusko Alkartasuna celebró hoy en Bilbao un acto para explicar las iniciativas que esta formación propone para frenar la caída empleo, en el que tomaron parte el presidente de EA y candidato a la Lehendakaritza, Unai Ziarreta, y el secretario general de la formación y consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social, Joseba Azkarraga. En el contexto de crisis, Ziarreta insistió en la necesidad de poner en marcha "medidas concretas" ante la destrucción de empleo y apeló a que las empresas "asuman su responsabilidad para con la sociedad" tras "muchos años de grandes beneficios". En este sentido, realizó un llamamiento a las empresas para que durante este año y el próximo "renuncien a repartir dividendos entre sus accionistas" y utilicen estos beneficios para crear, en la propia compañía, un "fondo de reserva" que "ayude" a mantener los puestos de trabajo. A su entender, la creación de este fondo debería ser "condición 'sine quanon'" para optar a las ayudas públicas. En esta línea, advirtió de que "no se puede volver a meter la pata como han hecho Zapatero y Solbes" con la concesión de ayudas a las entidades bancarias "sin establecer ni una sola condición". Asimismo, destacó como "objetivo prioritario" en la próxima legislatura reforzar el desarrollo de la economía social, de cooperativas y sociedades laborales. Tanto Ziarreta como Azkarraga reiteraron su demanda de traspaso de las políticas activas y pasivas de empleo para lograr "un empleo de calidad", invertir en formación y mejorar la competitividad. El candidato a lehendakari de EA insistió en que gestionar desde Euskadi la Seguridad Social es "fundamental" para tener "un sistema social digno para todas las personas". Del mismo modo, reclamó la Inspección de Trabajo para "luchar contra esa lacra" de la siniestralidad laboral. En este contexto, "lo único que estamos viendo del PSE es su insistencia una y otra vez en negar nuestra capacidad", lamentó Unai Ziarreta, para el que el actual marco estatutario "está agotado en la medida en que no existe un compromiso firme de desarrollo pleno del Estatuto en materia de empleo". De este modo, censuró que "han laminado nuestro marco estatutario y han incumplido reiteradamente la palabra dada", destacando que si bien los socialistas "están permanentemente hablando de cambio, lo que están haciendo es engañar a la sociedad" porque "no tienen propuestas creíbles". "Vemos a Solbes dando una imagen de ministro agotado y a Zapatero que cada día suelta una ocurrencia, acobardado ante las entidades financieras. Estas son las credenciales que Patxi López puede exhibir en estas elecciones", añadió. Ziarreta recordó además que, mientras el PSE estuvo en el Gobierno vasco, "la economía crecía menos que en España, el empleo crecía menos, la inversión extranjera cayó hasta cifras desconocidas, los centros de decisión se marchaban a Madrid y los jóvenes tenían que emigrar". Según advirtió, "éstas son las credenciales" del candidato a lehendakari del PSE. EL CAMBIO DE LOS SOCIALISTAS Por su parte, Joseba Azkarraga apostó por no tratar de poner "paños calientes" ante el "panorama sombrío" abierto por la crisis, aunque "menos que los países del entorno", e impulsar políticas de empleo sobre dirigidas a sectores "con mayor riesgo de exclusión" como mujeres, jóvenes y parados de larga duración. Como Ziarreta, insistió en que las políticas activas y pasivas son "pilares fundamentales" tanto para un empleo "de calidad" como para un sistema de protección social "homologable con Europa". En este sentido, criticó que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, "dijera ayer que el País Vasco recibe en el ámbito de políticas activas el mismo dinero que recibiría si tuviéramos la trasferencia", a pesar de que "no es cierto" porque "el INEM recibe una cantidad que es aproximadamente el 50 por ciento de lo que deberíamos recibir si aplicáramos el 6,24 por ciento". Asimismo, destacó la necesidad de potenciar la inversión pública, señalando que "la construcción cuando es necesaria, no es especulativa y crea infraestructuras que mejoran los servicios sociales básicos permite hacer políticas anticíclicas de manera rápida". Abogó por "reforzar" los niveles de protección social e impulsar la formación de los trabajadores "convirtiendo una amenaza en una oportunidad". El secretario general de EA opinó que es preciso en el ámbito sociolaboral "abandonar un marco jurídico-político que nos tiene absolutamente encorsetados y no nos permite avanzar de la forma que es necesario". Además, aseguró que no se debe permitir que la crisis "sirva para que al final nos encontremos con un mercado de trabajo donde las conquistas sociales de los trabajadores prácticamente sean arrumbadas". De este modo, mostró su rechazo a la "liberalización" del mercado laboral e insistió en que "en absoluto incentiva la creación de más empleo". Azkarraga denunció que "quienes con su actitud han provocado esta situación exijan implantar el despido libre con una indemnización ridícula", lo que considera "un planteamiento totalmente inasumible". "Quienes esto reclaman tienen salarios millonarios y se blindan sus contratos en caso de despido", destacó. En esta línea, criticó la actitud del Gobierno central que, aunque "se guardan mucho de decirlo públicamente, dejan que otros vayan lanzando las tesis, como el gobernador del Banco de España, que sigue defendiendo en manifestaciones públicas el despido libre". "¿Este es el cambio que plantean los socialistas?", cuestionó.