ACNUR propone al Gobierno español un programa piloto de patrocinio privado para acoger refugiados


MADRID|
ACNUR propone al Gobierno español un programa piloto de patrocinio privado para acoger refugiados

ACNUR propone al Gobierno español un programa piloto de patrocinio privado para acoger refugiados MADRID | EUROPA PRESS

Canadá, que ya tiene un programa así, permite a individuos y organizaciones financiar la estancia de un refugiado durante un año

La alta representante de ACNUR en España, Francesca Friz-Prguda, ha avanzado que el organismo ha propuesto a las autoridades españolas un programa piloto de patrocinio privado para acoger a refugiados, similar al que existe en otros países, como Canadá.

Durante la presentación del nuevo informe 'Tendencias globales' este lunes 19 de junio en Madrid, Friz-Prguda ha revelado que están "avanzando" en las conversaciones con el Gobierno español para "impulsar conjuntamente" un programa de patrocinio privado para la acogida de refugiados. "Cuando el Gobierno de su aprobación se podrá poner en marcha, con este programa se podrá ofrecer al refugiado una oportunidad verdadera para rehacer sus vidas en España", ha concretado.

Según han añadido a Europa Press en fuentes del organismo, esta propuesta se enmarca en el interés de ACNUR de abrir distintas vías de acogida de refugiados y consiste en un proyecto de patrocinio privado con apoyo de la sociedad civil y la supervisión de las autoridades nacionales.

Aunque no han trascendido más detalles sobre este programa, el programa de patrocinio privado que rige en Canadá, según informa el propio Gobierno canadiense, permite que un individuo o grupos patrocinen refugiados que sean aptos para vivir en el país.

Los patrocinadores proveen apoyo moral y financiero a los refugiados incluyendo vivienda, ropa y ayuda alimentaria. La mayoría de los patrocinios dura un año pero una parte de los refugiados son elegibles a ser asistidos por hasta tres años. Estos patrocinadores pueden ser organizaciones tanto con ánimo como sin ánimo lucrativo, pero también grupos a partir de cinco ciudadanos que se comprometan a sustentar a un refugiado.

Reino Unido es otro de los países que cuentan con programas en los que interviene el sector privado o la sociedad en la acogida de refugiados y en Italia, por ejemplo, se apoyan en los visados humanitarios y la Comunidad de Sant'Egidio para el acogimiento.

Por otro lado, durante el acto, tanto ACNUR como el Ayuntamiento de Madrid han pedido al Gobierno español un "compromiso firme" en la gestión de fronteras y que establezca vías "seguras y legales" para proteger a los refugiados.

"Podemos hacer más de lo que estamos haciendo. Las administraciones competentes deben levantar el pie del acelerador y no ser tan exigentes a la hora de pedir documentación y aceptar refugio", ha señalado la directora general Integración Comunitaria y Emergencia Social del Ayuntamiento de Madrid, Virginia Torres, al hacer referencia a que muchos refugiados pierden su documentación durante el desplazamiento.

En la misma línea, ha añadido que se necesita "un compromiso" de las administraciones y de la sociedad civil y que Madrid tiene "voluntad para acoger" ante un tema "tan importante y sensible". Por ello, ha asegurado que el Ayuntamiento "quiere mostrar su compromiso activo" con los Derechos Humanos y "perseguir activamente la búsqueda de soluciones, tender puentes y facilitar la integración".

"Madrid quiere alejarse de los muros, de las fronteras y del miedo a lo diferente. Hagamos que en nuestra ciudad encuentren la comprensión que necesitan", ha apuntado Torres, al tiempo que ha afirmado que toda persona tiene "derecho a buscar asilo en caso de persecución" y que dárselo es una "obligación como ciudadanos".

La representante del Ayuntamiento de Madrid ha criticado las cifras de España en su compromiso con la acogida de refugiados y ha hecho un llamamiento a los jóvenes a "comprometerse" con esta tragedia.

RUTAS "MÁS PELIGROSAS" POR CULPA DE LA UE

Por su parte, Friz-Prguda ha lamentado que la respuesta de la Unión Europea a esta crisis de refugiados sean "actuaciones y restricciones que muchas veces ponen en cuestión sus valores fundacionales".

"Muchas veces esas acciones consisten en alambradas, muros o controles fronterizos más severos, que generan más sufrimiento a las personas afectadas y sólo logran que las rutas sea más peligrosas y mortíferas", ha explicado Friz-Prguda, que también ha pedido un "compromiso firme" en la gestión de fronteras, una acción internacional "mucho más firme" y establecer "vías seguras" para que los refugiados "no se vean obligados" a utilizar "peligrosas" rutas "a veces letales".

Asimismo, ha indicado que un país como España "puede y debe hacer más" y que una vez acogidos, hay que "centrarse en la integración plena" de los refugiados en la sociedad porque es "del interés de todos". "Es un reto importante pero es posible con el esfuerzo de todos", ha destacado.

Durante el acto, el embajador de Buena Voluntad de ACNUR, el presentador Jesús Vázquez, ha lamentado que "nueve de cada diez" refugiados se encuentren en países vecinos a los suyos, que están en una situación "mucho peor" que los países europeos pero su "generosidad es infinitamente mayor". "Estoy muy orgulloso de la solidaridad que tenemos como pueblo, pero no tanto de nuestro Gobierno ni de otros gobiernos de la Unión Europea", ha precisado.

En este sentido, ha agradecido al Ayuntamiento de Madrid y a otros ayuntamientos que estén "presionando al Gobierno" porque, en su opinión, es "intolerable" que "sólo el 7%" del compromiso de España con los refugiados "haya conseguido entrar".

FESTIVAL GASTRONÓMICO POR LOS REFUGIADOS

Además, Jesús Vázquez ha presentado el festival gastronómico 'Refugee Food Festival', organizado por ACNUR y la asociación Food Sweet Food, a través del cual los restaurantes abrirán sus cocinas a chefs refugiados. "Buscamos cambiar percepciones porque detrás de cada refugiado hay un ser humano con valores y talento. El objetivo es comer bien y que establezcan relaciones laborales", ha explicado.

La chef refugiada siria Wesa A., que participará en el festival gastronómico, ha indicado que sus cuatro hijos están "muy felices" por estar viviendo en España y que, aunque es "muy difícil" conseguir trabajo, ha encontrado uno "cocinando para amigos cercanos". "En Siria trabajaba en un laboratorio como analista clínica, hasta que llegó la guerra y todo lo bueno se fue", ha recordado.

Por último, ha asegurado que está "muy feliz" por poder participar en el festival porque le puede conseguir "más trabajo". "Espero tener la oportunidad de poder enseñar nuestra comida a todos. Gracias España", ha concluido.