Blair anuncia que el Cuarteto de Madrid trabaja en una nueva estrategia que presentará en unas semanas

JERUSALÉN, 6 (EUROPA PRESS)

El enviado especial del Cuarteto de Oriente Próximo, Tony Blair, anunció anoche que el grupo está trabajando en una nueva estrategia para las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos y que espera que se presente dentro de cinco o seis semanas.

En declaraciones a medios de comunicación palestinos, Blair explicó que esta estrategia ha sido concebida por la Administración estadounidense y que el resto de miembros del Cuarteto --Rusia, la ONU y la UE-- han hecho sus aportaciones.

"Vamos a lograr un nuevo escenario. La gente debe estar más esperanzada (...). Es un escenario en el que se está trabajando al máximo nivel en la Administración norteamericana y el resto de la comunidad internacional", manifestó el ex primer ministro británico.

Según recordó Blair, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, va a mantener distintas reuniones en la Casa Blanca durante este mes con los líderes israelí, palestino y egipcio para escuchar sus puntos de vista. Una vez que terminen, añadió, el Cuarteto se reunirá en Washington para discutir y presentar la nueva estrategia a seguir. "Creo que en las próximas cinco a seis semanas habrá una imagen muy clara de cuál es el plan", señaló.

El periódico con sede en Londres 'Al Quds al Arabi' informó hoy de que los líderes árabes también están formulando una nueva oferta de paz mucho más detallada que la iniciativa de paz árabe y en la que se incluye una propuesta sobre el estatus final de dos de las cuestiones más espinosas del diálogo de paz: la capitalidad de Jerusalén y el problema de los refugiados.

Según la información que publica el diario, que cita fuentes palestinas, la nueva iniciativa está siendo liderada por el rey Abdalá II de Jordania a instancias de Obama.

Esta oferta, según el periódico, llama a la creación de un Estado palestino desmilitarizado con Jerusalén Este como su capital, mientras que la Ciudad Vieja sería designada "zona internacional". La cuestión de las fronteras se resolvería con intercambios de tierras.

A algunos de los descendientes de refugiados palestinos de la guerra de 1948 se les otorgaría el derecho de retorno al futuro Estado palestino, mientras que otros obtendrían la nacionalidad en los países del mundo árabe en los que residan actualmente.

PLAN GESTADO POR OBAMA Y EL REY JORDANO

Según la publicación, la idea de revisar la iniciativa árabe de paz surgió durante la reunión que mantuvo Abdalá II con Obama en Washington el mes pasado. Al parecer, el mandatario estadounidense pidió al rey de Jordania que formulase una nueva oferta que aclarase algunas de las cuestiones menos precisas del plan original. A su regreso a Amán, añade el diario, Abdalá II se dirigió a Riad para empezar a elaborar la nueva iniciativa junto con su homólogo saudí.

Así pues, señala 'Al Quds al Arabi', el pasado domingo el monarca jordano se reunió con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, para contarle los detalles del nuevo plan y al día siguiente hizo lo propio con el ministro sirio de Exteriores, Walid Moallem.

Las fuentes oficiales palestinas explican que Obama pidió a Abdalá II que la iniciativa incluyera un "calendario para la normalización y el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y el mundo árabe con el objetivo de que Tel Aviv se una a tomar las medidas necesarias para crear el Estado palestino desmilitarizado".

La nueva iniciativa, apuntan las citadas fuentes, "permitirá que la bandera israelí ondee en todas las capitales del mundo árabe, mientras que la bandera palestina se izará en los barrios árabes de Jerusalén Este, que será la capital del Estado palestino". Mientras, la bandera de Naciones Unidas ondearía en todos los lugares sagrados de la Ciudad Vieja.