Canciller se reúne con representante ACNUR para tratar refugiados colombianos

  • Quito, 22 abr (EFE).- El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Fander Falconí, se reunió hoy con la representante del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Marta Juárez, para tratar sobre la ejecución del registro ampliado de refugiados que comenzó el pasado 23 de marzo.

Quito, 22 abr (EFE).- El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Fander Falconí, se reunió hoy con la representante del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Marta Juárez, para tratar sobre la ejecución del registro ampliado de refugiados que comenzó el pasado 23 de marzo.

Falconí mantuvo este encuentro, en el que también participaron los ministros de Gobierno (Interior), Gustavo Jalkh, y de Seguridad Interna y Externa, Miguel Carvajal, antes de viajar a España, donde mañana tiene previsto reunirse con su colega, Miguel Ángel Moratinos.

Según la Cancillería, el objetivo de la reunión "fue realizar el seguimiento y acordar acciones de coordinación correspondientes al tratamiento que el Gobierno está otorgando al tema del refugio en el Ecuador, en particular, a la ejecución del Registro Ampliado.

"La voluntad del Gobierno ecuatoriano es respetar el Derecho Internacional Humanitario y fomentar sus prácticas", resaltó Falconí, quien recordó que Ecuador ha otorgado hasta ahora el estatuto de refugiados a cerca de 23.000 colombianos.

Explicó que la concesión de ese estatuto "parte de la presunción de que quien llega, lo hace por razones de seguridad personal y supervivencia".

Según ACNUR, unos 50.000 refugiados colombianos asentados en Ecuador serán documentados como tales y el "complicado esfuerzo logístico" que supone esto es de dos millones de dólares, de los que la agencia de la ONU financia un 80 por ciento.

La importancia de esta iniciativa, según la ACNUR, reside en que el período de espera para que el Gobierno ecuatoriano conceda el asilo se acorta de varios meses a tan solo un día.

El Gobierno ecuatoriano y la agencia estiman que el total de personas que necesitan protección internacional puede estar cerca de las 135.000.