El Gobierno sudanés acusa a Israel de varios ataques aéreos

  • Jartum, 27 mar (EFE).- El Gobierno de Sudán informó hoy de que fue Israel, y no Estados Unidos, el responsable de varios ataques aéreos registrados en una zona fronteriza con Egipto, pero insistió en negar que los vehículos bombardeados transportaran armas.

El Gobierno sudanés acusa a Israel de varios ataques aéreos

El Gobierno sudanés acusa a Israel de varios ataques aéreos

Jartum, 27 mar (EFE).- El Gobierno de Sudán informó hoy de que fue Israel, y no Estados Unidos, el responsable de varios ataques aéreos registrados en una zona fronteriza con Egipto, pero insistió en negar que los vehículos bombardeados transportaran armas.

"Estos convoyes no estaban llevando armas, y eran usados por contrabandistas para llevar mercancías a Egipto a cambio de dinero", dijo a Efe el portavoz del Ministerio sudanés de Asuntos Exteriores, Ali al Sadeq.

Medios de comunicación estadounidenses se han hecho eco de informes que indican que en enero pasado aviones israelíes bombardearon un convoy en Sudán que transportaba armas para el movimiento palestino Hamás.

Ayer, el ministro sudanés de Transportes, Mabruk Mubarak, en la primera confirmación oficial de este hecho, aseguró que fueron varios los ataques, entre enero y marzo, acusó a EEUU de ser el responsable y afirmó que habían causado unos 800 muertos.

Un día después, Al Sadeq confirmó que fueron dos los ataques registrados en la zona, cuya jurisdicción se disputan Sudán y Egipto, y señaló que las acciones armadas se llevaron a cabo en los últimos dos meses, sin precisar las fechas.

Al Sadeq añadió, sin dar detalles, que el Gobierno sudanés ha confirmado que los aviones responsables eran israelíes, y no estadounidenses, y señaló que la mayoría de los integrantes de los convoyes eran contrabandistas de los países del Cuerno de África.

"El contrabando hacia Egipto es un viejo fenómeno", agregó el portavoz.

También recordó que los ataques estaban vinculados con la ofensiva israelí contra la franja palestina de Gaza que comenzó el pasado 27 de diciembre y concluyó el 18 de enero, con un saldo de unos 1.400 palestinos muertos.

"Con estos ataques, Israel quería insinuar a la opinión pública internacional la existencia de un flujo de armas hacia Gaza desde países árabes, incluyendo Sudán", agregó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

"Esto -agregó- es una flagrante violación de la soberanía de Sudán, así como de la ley internacional, y Sudán se reserva el derecho de actuar como corresponde".

Por otra parte, un funcionario de los servicios de seguridad de Sudán que prefirió mantenerse en el anonimato señaló a Efe que en los ataques lanzados por Israel perecieron ochenta personas, muchas menos de los 800 que mencionó ayer el ministro de Transportes.

El funcionario de seguridad explicó hoy que el retraso del Gobierno de Jartum en dar a conocer estas operaciones armadas sólo buscaba "no dar una excusa a Israel para desviar la atención sobre las graves violaciones a los derechos humanos en la franja de Gaza" durante sus ataques.

La misma fuente añadió que además de las dos operaciones contra los convoyes, aviones israelíes atacaron también un pesquero sudanés en el mar Rojo con un saldo de 25 muertos, aunque no señaló la fecha de esa operación.

Las autoridades de Israel han evitado pronunciarse sobre estas acciones. Israel no suele confirmar ni desmentir acciones de carácter ofensivo en territorio de otros países, tanto si los realiza su Ejército como sus servicios secretos.