El nuevo enviado especial de EEUU asegura que Darfur está al borde de una crisis más profunda

JARTUM, 4 (Reuters/EP)

El nuevo enviado especial del Gobierno de Estados Unidos para Sudán, Scott Gration, afirmó hoy que la región de Darfur está al borde de una crisis aún más profunda, por lo que será necesaria la presencia de nuevos grupos de ayuda para reemplazar a las 13 ONG cuya expulsión ha ordenado el Gobierno sudanés.

Gration visitó el campamento de refugiados de Zamzam, en el norte de Darfur, y advirtió hoy de que las reservas de agua en este emplazamiento podrían agotarse en cuestión de semanas.

"Estamos al borde de una crisis más grave en Darfur. Debemos buscar soluciones en las próximas semanas (...). Debemos incrementar la capacidad y el número de agencias de ayuda que puedan trasladar la ayuda desde los almacenes a los puntos de distribución y de allí a las manos y bocas de la gente de estos campamentos", afirmó Gration.

Gration, general retirado de las Fuerzas Aéreas estadounidenses, es el sucesor de Richard Williamson, nombrado enviado para Sudán por el ex presidente George W. Bush. Williamson mantuvo unas relaciones difíciles con las autoridades sudanesas.