El Papa urge a los líderes africanos a ayudar a los necesitados

El Papa urge a los líderes africanos a ayudar a los necesitados

El Papa urge a los líderes africanos a ayudar a los necesitados

LUANDA (Reuters) - El Papa Benedicto XVI, al final de su primer viaje a África como pontífice, urgió a los líderes de este continente afligido por la pobreza y la corrupción a que antepongan los intereses de su pueblo.

De pie junto al presidente de Angola, Jose Eduardo dos Santos, líder durante largo tiempo de uno de los países más ricos de África, el Papa dijo: "Nuestros corazones no pueden encontrar la paz mientras todavía haya hermanos y hermanas que sufren de falta de comida, trabajo, cobijo y otros bienes fundamentales".

"Si se me permite hacer una última petición, pediría que el cumplimiento justo de las aspiraciones fundamentales de la gente más necesitada debería ser la preocupación principal de aquellos que están en cargos públicos", dijo.

"Ya que su intención, estoy seguro, es llevar a cabo la misión que han recibido, no por ellos mismos sino por el bien común", agregó, antes de embarcarse en el vuelo de Alitalia de vuelta a Roma.

La necesidad de poner fin a la corrupción y compartir las riquezas ha sido un tema recurrente en el viaje del Papa a África, que comenzó el martes pasado en Camerún y terminó el domingo con una misa al aire libre en la capital de Angola, Luanda, a la que acudieron un millón de personas.

Muchos países africanos, como Angola y Camerún, son ricos en recursos naturales, pero la mayoría de la población vive en la pobreza. Los críticos dicen que las autoridades usan los recursos para enriquecerse.

Pero el Papa dijo que los ingresos obtenidos por la venta de esos recursos deberían usarse a cambio para mejorar la vida de la población.

"El primer desafío que superar es el de la construcción de la solidaridad entre generaciones (...) que debería llevar a una distribución de los recursos mucho más igualitaria entre la gente".

ESTADO DE LOS REFUGIADOS

El Papa terminó su discurso expresando su preocupación por la seguridad de los incontables refugiados que han huido de los países afectados por los conflictos en África, que tiene la población católica de mayor crecimiento del mundo.

"Le pido a Dios que garantice su protección y ayuda a los innumerables refugiados que han abandonado su país y que ahora están en general esperando a poder volver a casa", dijo.

Un gran número de refugiados han huido de los combates en países como la República Democrática de Congo, donde el Papa hizo el domingo una petición especial para la paz.

El viaje del Papa a Angola se vio marcado por la muerte de dos mujeres en una estampida para entrar en el estadio en el centro de Luanda, varias horas antes de presidir un encuentro con los jóvenes el sábado.

El Gobierno de Angola ha invertido miles de millones de dólares en reconstruir esta nación rica en petróleo y diamantes después de la guerra civil (1975-2002), pero todavía está en el puesto 158 de los 180 países del Índice de Percepción de Corrupción 2008 de Transparencia Internacional.