El presidente y el primer ministro de Pakistán se reúnen para revisar las medidas hacia los desplazados

ISLAMABAD, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente paquistaní, Asif Ali Zardari, y el primer ministro, Yusuf Raza Gilani, presiden hoy una reunión para revisar las medidas tomadas para conseguir la rehabilitación de los desplazados internos como resultado de una operación contra los milicianos en el valle del Swat y en las zonas adyacentes.

A esta reunión asistirán diferentes ministros, el gobernador provincial, el jefe ministerial y el primer secretario de la provincia de la Frontera del Noroeste, además del representante de la ONU para Islamabad, entre otros, informa la agencia paquistaní APP.

Se estima que hay más de dos millones de desplazados que han sido ya registrados en la provincia paquistaní de la Frontera del Noroeste, de acuerdo con un informe de la ONU que especifica que ya se han establecido cerca de 26 campamentos en seis distritos para dar refugio y acceso a alimentos, agua y asistencia médica.

Reino Unido y Francia ya han anunciado ayuda inmediata de doce millones de euros cada uno para la rehabilitación de los desplazados. Cuando el presidente regresó de su último viaje por diferentes países, entre ellos Libia, Reino Unido y Francia, pidió al Consejo de Ministros que presentara un plan para visitar de forma regular los campamentos de desplazados e informar al Gobierno sobre las medidas que se deben tomar.

"Los desplazados internos han hecho grandes sacrificios en la guerra contra el terror y debemos no sólo aliviar su sufrimiento sino también honrarlos", señaló el consejero presidencial.

Mientras, el departamento paquistaní de Bienestar Social, en colaboración con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) está llevando a cabo los registros de los desplazados, según un comunicado emitido hoy. Además, el Programa Mundial de Alimentos (PAM) ha doblado la cantidad de reservas alimentarias de emergencia para alimentar a más de 650.000 personas que viven en los campamentos.

La Administración de Punjab ha aportado 152 camiones cargados con alimentos y se ha establecido un banco de alimentos para almacenar y entregar todas las donaciones. Por otro lado, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Sociedad de la Media Luna paquistaní planean distribuir alimentos a unas 6.300 personas en uno de los campamentos.

La situación sanitaria en los distritos que alojan desplazados internos es estable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) está trabajando estrechamente con el departamento de Sanidad para aumentar el sistema de alerta temprana de enfermedades, especialmente en las zonas con influjos recientes de desplazados. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) también está colaborando con la provisión diaria de 4,5 millones de litros de agua potable para unos 280.000 desplazados.

La comunidad humanitaria, señala esta agencia, está preparando un plan de respuesta humanitaria durante los próximos días para asegurarse que la población más vulnerable es atendida con la suficiente protección y asistencia.