Heridos 4 soldados de la misión de paz de la ONU y la Unión Africana en un ataque en Darfur

  • Jartum, 10 mar (EFE).- Cuatro soldados de la misión conjunta de la ONU y la Unión Africana en Darfur (UNAMID) resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, en una emboscada llevada a cabo por un grupo de hombres armados cerca de la frontera entre la región sudanesa de Darfur y Chad, informó hoy un portavoz de UNAMID.

La Embajada de EEUU autoriza a salir de Sudán al personal no imprescindible

La Embajada de EEUU autoriza a salir de Sudán al personal no imprescindible

Jartum, 10 mar (EFE).- Cuatro soldados de la misión conjunta de la ONU y la Unión Africana en Darfur (UNAMID) resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, en una emboscada llevada a cabo por un grupo de hombres armados cerca de la frontera entre la región sudanesa de Darfur y Chad, informó hoy un portavoz de UNAMID.

El portavoz de la misión de paz Nuredín Mazni afirmó a los periodistas que el ataque se registró anoche, cuando el convoy de UNAMID regresaba de Yenena, capital de Darfur Oeste, a su base principal en la provincia.

Tras la agresión, los cuatro militares fueron trasladados a la ciudad de Al Fasher, capital de Darfur Norte, agregó la fuente, que no facilitó la identidad de los atacantes.

Mazni destacó, asimismo, que en las últimas semanas han ocurrido varios incidentes parecidos en Darfur Oeste como robos de coches e intentos de saqueos, y calificó el último ataque contra la UNAMID de "un agravamiento preocupante" de la situación en esta región.

"Estamos en Darfur en una misión de paz y rechazamos cualquier ataque contra nosotros", insistió Mazni.

El atentado de anoche contra la patrulla de la UNAMID es el primero que se registra contra la misión de paz desde que la Corte Penal Internacional ordenó el miércoles pasado la detención del Presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, por crímenes de guerra y de lesa humanidad en Darfur.

El conflicto de Darfur se inició cuando dos grupos insurgentes, el Movimiento de Justicia e Igualdad y el Movimiento para la Liberación de Sudán, se levantaron en armas en febrero de 2003 contra el régimen de Jartum en protesta por la pobreza y la marginación que sufrían los habitantes de esta región.

Desde el inicio del conflicto, cerca de 300.000 personas han muerto y otros dos millones y medio se han visto obligadas a abandonar sus hogares, según cálculos de la ONU.