La cifra de rebeldes colombianos desmovilizados desde el 2002 llega a 50.000

  • Bogotá, 20 feb (EFE).- La cifra de rebeldes colombianos desmovilizados desde 2002 llega a 50.000, declaró hoy el alto consejero presidencial para la Reintegración, Frank Pearl, quien los exhortó a reinsertarse y disfrutar los beneficios de la política estatal.

Bogotá, 20 feb (EFE).- La cifra de rebeldes colombianos desmovilizados desde 2002 llega a 50.000, declaró hoy el alto consejero presidencial para la Reintegración, Frank Pearl, quien los exhortó a reinsertarse y disfrutar los beneficios de la política estatal.

Pearl atribuyó el abandono de las armas por parte de los insurgentes a la política de "seguridad democrática", estrategia principal del Gobierno del presidente Álvaro Uribe, que tomó posesión en 2002 y fue reelegido en 2006 para un segundo mandato.

El funcionario reveló que en enero de este año se desmovilizaron 500 rebeldes.

Precisó que, al comienzo del proceso, un 65 por ciento de los desmovilizados eran paramilitares de derecha y el 35 por ciento restante de la guerrilla, pero actualmente una gran mayoría de los que entregan las armas pertenece al segundo grupo.

"Hago un llamado a las personas y a aquellas familias que tienen allegados en grupos ilegales para que los inviten a que regresen a sus casas y a la sociedad a la que pertenecen, y de la que nunca debieron salir, porque hoy hay un programa para los que cumplen", expresó el asesor presidencial.

Pearl manifestó que "la política de reintegración funciona para quien quiere dejar de delinquir y quiere progresar. Es una política nacional que va a tener continuidad en los próximos gobiernos".

Además, indicó que las desmovilizaciones más recientes han sido en los departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Huila, Caquetá, Cundinamarca y Meta.

"Nuestro enfoque está en generar capacidades en las personas y prepararlos para que algún día tengan un trabajo. Lo que sí pretendemos y exigimos con mecanismos de control es que estén estudiando", dijo Pearl.

Explicó que actualmente 24.000 desmovilizados están en estudios de primaria o bachillerato, mientras que más de 12.000 reciben instrucción técnica en el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA, estatal).

Asimismo, 30.000 familiares, esposas e hijos de desmovilizados participan también en procesos de formación académica.