La escalada de la violencia en Somalia dificulta la entrega de asistencia humanitaria, según ACNUR

NUEVA YORK, 26 (EUROPA PRESS)

La escalada de la violencia en Somalia dificulta la entrega de asistencia humanitaria a la población desplazada "que tan desesperadamente la necesita", advirtió hoy la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Los enfrentamientos en la capital somalí entre las fuerzas del Gobierno y los milicianos islamistas han llevado al desplazamiento de más de 67.000 personas, las cuales han abandonado sus hogares y medios de subsistencia para salvar sus vidas.

La mayor parte de estos desplazados se dirigen al corredor de Afgooye, al sureste de Mogadiscio, donde se albergan en improvisados campamentos otros 400.000 civiles que han huido de la violencia durante los últimos dos años, explicó Ron Redmond, portavoz en Ginebra de ACNUR.

"Las agencias locales que han suministrado asistencia vital a los desplazados se enfrentan cada vez a más problemas de seguridad al tratar de ayudar a quienes tanto lo necesitan", lamentó Redmond, quien agregó que el personal de ACNUR inició hoy un operativo de emergencia para la distribución de bienes básicos a unas 50.000 personas.