La ONU pide al Gobierno ceilanés y a los tamiles que amplíen la tregua para ayudar a los civiles

  • Naciones Unidas, 15 abr (EFE).- La ONU pidió hoy al Gobierno ceilanés y a la guerrilla tamil que prolonguen la tregua de 48 horas que habían declarado las autoridades del país asiático para permitir llevar asistencia humanitaria a los 100.000 civiles atrapados por el conflicto.

La ONU pide al Gobierno ceilanés y a los tamiles que amplíen la tregua para ayudar a los civiles

La ONU pide al Gobierno ceilanés y a los tamiles que amplíen la tregua para ayudar a los civiles

Naciones Unidas, 15 abr (EFE).- La ONU pidió hoy al Gobierno ceilanés y a la guerrilla tamil que prolonguen la tregua de 48 horas que habían declarado las autoridades del país asiático para permitir llevar asistencia humanitaria a los 100.000 civiles atrapados por el conflicto.

El subsecretario de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, dijo en conferencia de prensa que Naciones Unidas "preferiría que hubiera una pausa de más de 48 horas y acordada por ambas partes", ya que los civiles atrapados por el conflicto en el norte de la isla están en situación desesperada de alimentos, agua y medicinas.

El Gobierno ceilanés decretó el domingo una tregua unilateral de dos días, pero hoy la organización independentista Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) denunció la muerte de decenas de personas en un ataque con artillería del Ejército ceilanés en la "zona segura" para civiles en el norte del país.

Según la web Tamilnet, afín a la guerrilla, las fuerzas gubernamentales atacaron con armas ligeras, cañones, fuego de mortero y lanzagranadas durante tres horas la zona de seguridad, donde "se teme que hayan muerto al menos 180 civiles", aunque el portal admitió que es imposible calcular el número exacto de víctimas.

El Ejército ceilanés todavía no ha anunciado oficialmente el fin de la tregua y la reanudación de los combates, aunque ha vencido el plazo de 48 horas anunciado el pasado domingo por el presidente del país, Mahinda Rajapaksa, con motivo del año nuevo tamil y cingalés.

Holmes señaló que la ONU no disponía, por el momento, de cifras fiables sobre los muertos y heridos en esa última fase del conflicto.

Insistió asimismo para que las dos partes hagan todo lo posible para evitar el sufrimiento de los civiles y para que el Gobierno de Sri Lanka "cumpla su promesa de no usar armamento pesado", al tiempo que señaló que el conflicto "debería de terminar cuanto antes (...) Es inaceptable lo que está ocurriendo".

También pidió a la guerrilla tamil que deje salir a los civiles atrapados en el norte de la isla, que son más de 100.000 y que están en un espacio "no muy grande, como de unos 40 kilómetros cuadrados. Es como dos veces Central Park", indicó Holmes en referencia al parque neoyorquino.

La guerrilla tamil resiste en un territorio de no más de 20 kilómetros cuadrados en el noreste de esta isla del Índico.

Las organizaciones humanitarias han mostrado en reiteradas ocasiones su preocupación por la vida de los 100.000 civiles que permanecen atrapados en la zona de los combates.

LTTE lucha desde 1983 por obtener la independencia en las zonas de mayor presencia tamil, norte y este, aunque en el último año y medio el Ejército le ha arrebatado la mayor parte de su territorio, incluidos sus bastiones más significativos.

Esta misma semana el presidente de la Asamblea General de la ONU, Miguel d'Escoto Brockmann, pidió que el alto el fuego anunciado por el Gobierno de Sri Lanka fuera permanente y que llevara a negociaciones para alcanzar una paz prolongada.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró también que el alto el fuego decretado por el Gobierno del país asiático es "menos que la pausa completa de varios días" por la que había presionado.

"Este es un conflicto terrible que debe terminarse lo antes posible", indicó Ban.