Los combates en Mogadiscio obligan a huir a cerca de 34.000 personas en menos de una semana, según OCHA

NUEVA YORK, 18 (EUROPA PRESS)

Los combates registrados los últimos días en la capital somalí, Mogadiscio, han obligado a cerca de 34.000 personas a dejar sus casas en menos de una semana, según datos dados a conocer hoy por La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Los trabajadores humanitarios aseguran que las luchas entre el Gobierno somalí y los rebeldes han hecho que muchos civiles busquen refugio en los superpoblados campamentos que se encuentran tanto dentro como en los alrededores de la ciudad, mientras que otros han huido a Kenia.

OCHA estima en 34.000 las personas que abandonaron Mogadiscio a causa de las luchas entre los insurgentes y los militares desde el 8 al 14 de mayo. Aunque la frontera de Somalia con Kenia está cerrada oficialmente, unos 5.000 desplazados somalíes llegan cada mes a los campamentos re refugiados establecidos en la localidad fronteriza de Dadaab, en Kenia, según indicó la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF).

"La situación es simplemente escandalosa", lamentó el director de la misión de MSF en Kenia, Joke Van Peteghem. "Esos refugiados han arriesgado todo para escapar de las luchas en Somalia. Ahora algunos nos dicen que preferirían haberse arriesgado en Mogadiscio que morir lentamente aquí", añadió.

"Los refugiados, muchos de los cuales aún sufren heridas o enfermedades graves relacionadas con la guerra, están hacinados sin lo mínimo para sobrevivir", denunció Donna Canali, trabajadora del campamento Dagahaley de MSF. Cerca de una cuarta parte de los más de 90.000 refugiados del centro sufren desnutrición aguda, según la ONU.

Por su parte, OCHA explicó que la continua violencia y las sequías están haciendo cada vez más apremiantes las necesidades humanitarias. Asimismo, recordó que tan sólo una tercera parte de los cerca de 1.000 millones de dólares que se necesitan para ayudar al país se han recibido.