Los desplazados en Pakistán por los enfrentamientos marchan a Islamabad y rechazan alojarse en los campamentos

Los desplazados en Pakistán por los enfrentamientos marchan a Islamabad y rechazan alojarse en los campamentos

Los desplazados en Pakistán por los enfrentamientos marchan a Islamabad y rechazan alojarse en los campamentos

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Miles de personas desplazadas en Pakistán por el enfrentamiento entre las fuerzas gubernamentales y los milicianos en el valle del Swat y la Provincia de la Frontera del Noroeste están comenzando a entrar en la capital, Islamabad, aunque muchos siguen reacios a alojarse en los campamentos por "razones culturales".

De acuerdo con las cifras del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), 462.000 de los 555.000 desplazados internos que había en Pakistán antes del último influjo estaban viviendo fuera de estos campamentos, alojándose en su mayoría con sus familiares, informa la agencia de noticias humanitarias de la ONU, IRIN. Los que llegan a la capital y no tienen parientes optan por alquilar lo que pueden permitirse.

Afzal Jan, de 40 años y que llegó a Islamabad después de huir de Mingora, la principal ciudad de Swat, acepta que sería más fácil para él de forma financiera trasladarse a un campamento de refugiados, como el campamento Jallozai, situado cerca de Peshawar, pero señala que es algo imposible.

"Debido a que nuestras mujeres observan la 'purdah' (la tradición de llevar velo) de forma estricta y la dificultad de llevarla en tiendas con una proximidad cercana a extraños, es inconcebible, no habría privacidad", manifestó.

El presidente del comité de afectados de las Áreas Tribales bajo Administración Federal, Latif Jan, un organismo erigido para hacer una campaña por los derechos de los desplazados, declaró que "las familias desplazadas no quieren trasladarse a los campamentos por razones culturales".

Gulbano Bibi, que con sus 60 años vive con sus familiares en Islamabad, dice que el problema no es sólo la 'purdah'. "Siempre hemos vivido con dignidad, incluso cuando éramos pobres". "La dificultad de trasladarte a un campamento y vivir a la merced de otros es algo que no podemos aceptar", añadió.

Además, se unen las complicaciones financieras, como señala la directora de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán, Asma Jahangir, quien afirma que la situación de los desplazados "empeora cada día", y pidió al Gobierno establecer una fuerza especial para manejar la crisis de los desplazados, puesto que "la cifra podría alcanzar pronto el millón de personas".

Mientras, ACNUR ya está preparado para aumentar su ayuda humanitaria en la región. El director de esta agencia de la ONU, Antonio Guterres, declaró en un comunicado que "como parte de la respuesta de la ONU, ACNUR ya está enviando suministros de ayuda a los nuevos campamentos de refugiados, y también estamos ayudando a establecer centros de recepción". Durante los últimos cuatro días, ACNUR ha registrado más de 45.000 desplazados y ha establecido doce puntos de registro.

(EUROPA PRESS INTERNACIONAL)