Los paquistaníes desplazados ya alcanzan los 2,38 millones mientras Gilani niega restricciones sobre ellos

Los paquistaníes desplazados ya alcanzan los 2,38 millones mientras Gilani niega restricciones sobre ellos

Los paquistaníes desplazados ya alcanzan los 2,38 millones mientras Gilani niega restricciones sobre ellos

GINEBRA, 26 (EUROPA PRESS)

Los paquistaníes siguen abandonando las zonas del conflicto entre las fuerzas gubernamentales y las milicias en busca de refugio en los distritos de la provincia de la Frontera del Noroeste, según informó hoy el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que añadió que 126.000 personas se registran todos los días en los distritos de Mardan, Charsadda, Swabi y Nowshera.

De acuerdo con las autoridades del Gobierno provincial, el número de desplazados de los distritos de Swat, Dir y Buner registrados desde el pasado 2 de mayo ha alcanzado ya los 2,38 millones, aunque estas cifras deben verificarse en un segundo proceso y pueden variar.

"Un gran número de personas aún permanece en las zonas de conflicto, y el levantamiento del toque de queda sólo dura algunas horas y las carreteras se congestionan de gente que intenta huir", señaló el portavoz de ACNUR, Ron Redmond.

"Al mismo tiempo, ACNUR sigue viendo numerosos actos de generosidad por parte de la comunidad paquistaní hacia sus conciudadanos", señaló Redmond. "En el campamento de Jalozai, por ejemplo, que ahora alberga a 50.200 desplazados nuevos, un donante privado ha dado paquetes alimentarios que se distribuirán entre más de 2.400 personas", añadió.

Muchos desplazados también permanecen con familias, en casas de parientes o amigos o han tenido que buscar una residencia de alquiler, y la organización está planeando distribuir ayuda a estos desplazados en un futuro cercano. "Seguimos comprando más suministros desde dentro de Pakistán y traemos diferentes artículos mediante barcos desde nuestros almacenes en todo el mundo", apuntó Redmond. "Sin embargo, ACNUR necesita fondos urgentes para acelerar la adquisición de suministros de ayuda para su operación", añadió.

El pasado viernes, como parte de un llamamiento conjunto de la ONU, ACNUR solicitó 84 millones de dólares más para su operación de asistencia a los desplazados hasta finales de 2009.

NO HAY RESTRICCIONES

Por su parte, el primer ministro de Pakistán, Yusuf Raza Gilani, aseguró hoy que no se han impuesto restricciones de movimiento a los desplazados de la división de Malakand y que pueden refugiarse en cualquier lugar del país. Los desplazados "son paquistaníes, y pueden ir a cualquier zona del país", aseguró Gilani al ser preguntado por la resistencia mostrada por algunos partidos políticos en Sindh contra el asentamiento de desplazados en esa provincia.

Gilani también dijo que no se pondrán restricciones en este movimiento de los desplazados, aunque deben someterse a un proceso de registro. También indicó que el registro ayudará a tratar de forma adecuada el apoyo financiero de los desplazados y su rehabilitación, informa la agencia paquistaní APP.

El primer ministro también señaló que el Gobierno no puede dar un período de tiempo para poner fin a la operación militar, aunque especificó que la intención es completarla tan pronto como sea posible.

Respecto a las relaciones con India, el primer ministro dijo que Pakistán quiere tener relaciones amistosas con India y está dispuesto a resolver todas las cuestiones, incluida la disputa sobre Cachemira, a través del diálogo. Aseguró igualmente que su Gobierno es favorable a mantener vínculos cordiales con todos sus vecinos, incluidos India, Irán y Afganistán.