Ministro brasileño afirma que Battisti "no será chivo expiatorio" de Italia

  • Brasilia, 12 may (EFE).- El ministro de Justicia brasileño, Tarso Genro, defendió hoy la decisión de conceder refugio al ex activista italiano Césare Battisti y afirmó que su país "no entregará a alguien que será un chivo expiatorio de los años de plomo en Italia".

Ministro brasileño afirma que Battisti "no será chivo expiatorio" de Italia

Ministro brasileño afirma que Battisti "no será chivo expiatorio" de Italia

Brasilia, 12 may (EFE).- El ministro de Justicia brasileño, Tarso Genro, defendió hoy la decisión de conceder refugio al ex activista italiano Césare Battisti y afirmó que su país "no entregará a alguien que será un chivo expiatorio de los años de plomo en Italia".

Según Genro, citado por la Agencia Brasil (oficial), el Gobierno de Italia insiste en la extradición de Battisti para utilizarlo como "un símbolo" de la violencia política que sufrió ese país en la década de los años 70.

El ministro, que compareció hoy ante una comisión de la Cámara de Diputados brasileña para discutir la situación de Battisti, sostuvo que "cualquier juez medianamente exento lo absolvería por insuficiencia de pruebas".

De 54 años y actualmente escritor, Battisti integró el grupo Proletarios Armados por el Comunismo (PAC), un brazo de las Brigadas Rojas muy activo en Italia en la década de los 70.

Huyó de Italia en 1990, obtuvo refugio en Francia y fue juzgado en ausencia en su país en 1993 por cuatro homicidios por los que ha sido condenado a cadena perpetua.

Battisti huyó de París en 2004, después de que las autoridades galas anunciaron su disposición a entregarlo a Italia, y fue detenido en Brasil en marzo del 2007.

Italia ha pedido su extradición, pero en enero pasado el Gobierno brasileño le concedió el estatus de refugiado, una polémica decisión por la que Roma llamó a consultas a su embajador en el país suramericano durante dos semanas.

El futuro de Battisti está pendiente de una decisión del Supremo Tribunal Federal de Brasil, que todavía debe fallar en relación al pedido de extradición hecho por Italia y definir si es compatible o no con la condición de refugiado que le otorgó el Gobierno.

El pasado sábado, Italia recordó a las víctimas del terrorismo en coincidencia con el 31 aniversario de la muerte de Aldo Moro, antiguo líder de la Democracia Cristiana, asesinado por las Brigadas Rojas.

En uno de los actos, el presidente italiano, Giorgio Napolitano, lamentó "el tratamiento inexplicablemente indulgente" que ha tenido Brasil al conceder el estatus de refugiado político a Battisti, pese a que está condenado a cadena perpetua por cuatro asesinatos.