Olmert se despide defendiendo las guerras en Líbano y Gaza y asegura que el Ejército israelí es "el más ético"

JERUSALÉN, 31 (EUROPA PRESS) El primer ministro saliente de Israel, Ehud Olmert, se despidió hoy de los diputados de la Knesset (Parlamento) defendiendo la decisión de su gobierno de intervenir militarmente en Líbano y la Franja de Gaza y asegurando que el Ejército israelí es "el más ético del mundo". En un discurso ante los legisladores antes de la toma de posesión de su sucesor, Benjamin Netanyahu, Olmert afirmó que esa actitud intachable de las tropas israelíes a la que hizo referencia ha podido ser probada durante la reciente ofensiva en Gaza, que acabó con la vida de unos 1.400 palestinos. Al mismo tiempo, defendió también la decisión de su gobierno de atacar a la guerrilla libanesa Hezbolá en julio de 2006 a pesar de las duras críticas que recibió entonces el Gobierno por la forma en que gestionó esta crisis. El conflicto causó unos 1.180 libaneses muertos, 4.060 heridos y 256.000 desplazados. "Los resultados de la Segunda Guerra de Líbano, a grandes rasgos, fueron positivos", subrayó el futuro ex primer ministro, quien añadió que el conflicto "cambió el equilibrio estratégico a lo largo de la frontera" a favor de Israel. Por último, Olmert, quien sucedió a Ariel Sharon en 2006 como jefe del Ejecutivo después de que éste cayera en coma por un derrame cerebral, insistió en que se va sin "resentimiento" y en ningún momento mencionó los escándalos de corrupción que le han salpicado en el último año y que fueron los que le obligaron a dimitir en septiembre.