ONG alertan en el Congreso de que varios artículos de la nueva Ley de Asilo son contrarios los acuerdos internacional

ONG alertan en el Congreso de que varios artículos de la nueva Ley de Asilo son contrarios los acuerdos internacional

ONG alertan en el Congreso de que varios artículos de la nueva Ley de Asilo son contrarios los acuerdos internacional

MADRID, 20 (EUROPA PRESS) Varias ONG coincidieron hoy en denunciar en el Congreso de los Diputados que "varios artículos" del proyecto de Ley reguladora del Derecho al Asilo y de la Protección Subsidiaria "van en contra" de los acuerdos internacionales, como la Convención de Ginebra de 1951. Por ello, pidieron a los diputados que presenten enmiendas a este documento para "corregir las deficiencias" y "respetar las obligaciones" adquiridas por España al adherirse a los instrumentos internacionales de protección de los refugiados. La andadura de este texto comenzó oficialmente hoy, con la celebración de una Comisión de Interior monográfica en la Cámara baja sobre la reforma de la Ley en la que participaron representantes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), la organización de atención y acogida a inmigrantes y refugiados ACCEM, Amnistía Internacional, Médicos del Mundo y la asociación catalana ACSAR. Así, la representante del ACNUR en España, Maricela Daniel, afirmó que si bien valora la modificación de la actual regulación del asilo en España, "hay varios aspectos que precisan una corrección en el proyecto", en conformidad con la Unión Europea y "con miras" a mantener los estándares legislativos de garantías que tiene la actual normativa nacional. A juicio de Daniel, este proyecto de ley presenta aspectos "por debajo" de los estándares internacionales, como las causas de exclusión, que "tienen que limitarse" a los límites de la Convención de 1951. Asimismo, criticó que el texto limita el derecho de solicitar la protección internacional y excluye a los ciudadanos comunitarios, algo que, a su entender, "es contrario" a los reglamentos internacionales "que no admiten reserva de los estados parte". "España tiene en esta reforma la oportunidad de mostrar el tipo de sociedad que quiere ser. Creemos que lejos de apostar por una bajada de estándares, el pueblo español tiene la posibilidad de mostrar la generosidad que recibieron ciudadanos españoles por circunstancias parecidas hace no mucho tiempo", aseveró la representante del ACNUR. PREOCUPANTE, INJUSTIFICADA Y GRAVE El coordinador de Incidencias de CEAR, Mauricio Valiente, señaló que, partiendo de la base de que los contenidos de la actual legislación española que ha regulado el derecho de asilo en España "no han generado problemas", su organización cuestiona el cambio de redacción de estas normas, que a su juicio "supone un retroceso". Asimismo, calificó de "preocupante, injustificada y grave" la desaparición de la posibilidad de solicitar asilo en España por vía diplomática. A esto hay que sumarle la "falta de concreción" respecto a los programas de reasentamiento de refugiados, que contempla el borrador, "que son ya de un alcance inferior al de otros países de nuestro entorno". En la misma línea, el subdirector de ACCEM, Enrique Barbero, apuntó que lo redactado en el texto sobre el derecho de asilo por cuestiones de género y de orientación sexual, calificada por el Gobierno como una de las "principales novedades", tiene que ser "mejorado", así como el procedimiento abreviado de solicitud de asilo y la reagrupación familiar, que "pueden dar lugar a grandes confusiones". Sobre el reasentamiento para la protección de refugiados establecidos en países limítrofes al de su origen, Barbero solicitó a los diputados que presenten enmiendas para completar esta medida, que supone un "avance" en la actual legislación. "No olvidemos que estamos hablando de dar una solución a los refugiados que en la mayoría de los casos quedan en países limítrofes, pues sólo los privilegiados llegan a Europa", alegó. PERSEGUIDOS POR ENFERMEDADES Médicos del Mundo, por su parte, propuso, a través de su presidenta, Concepción Colomo, la modificación de varios artículos del proyecto de ley para que se incluya a las personas que huyen de sus países de origen debido a temores a sufrir persecución por padecer una enfermedad que produzca rechazo (como el albinismo); o que se proteja a las personas que en su país de origen no pueden recibir un tratamiento o atención sanitaria adecuada a una enfermedad grave. Amnistía Internacional advirtió sobre "menoscabo" de las directivas europeas a la Convención de Ginebra y a los Derechos Humanos. En este sentido, indicó que es "especialmente preocupante" que la reforma contemple que su objeto de aplicación sean los nacionales no comunitarios porque "presupone que en todo el contexto de la UE no se puedan dar situaciones de violación de los derechos". Asimismo, criticó la causa de inadmisión a trámite de los solicitantes de asilo procedentes de un 'país seguro', ya que existen situaciones de "especial vulnerabilidad" dentro de la UE, como la de la comunidad romaní; o que se quite el estatuto del refugiado a una persona que su presencia pueda perjudicar las relaciones bilaterales de España con otros países. "Los derechos humanos de las personas están por encima de las relaciones políticas", concluyó.