Ordenan nueva audiencia de inmigración para brasileño que pidió asilo

  • Chicago (EE.UU.), 8 may (EFE).- La corte federal de apelaciones en Chicago ordenó hoy una nueva audiencia de inmigración para un brasileño que pidió asilo en Estados Unidos por amenazas de muerte recibidas en su país.

Ordenan nueva audiencia de inmigración para brasileño que pidió asilo

Ordenan nueva audiencia de inmigración para brasileño que pidió asilo

Chicago (EE.UU.), 8 may (EFE).- La corte federal de apelaciones en Chicago ordenó hoy una nueva audiencia de inmigración para un brasileño que pidió asilo en Estados Unidos por amenazas de muerte recibidas en su país.

Un panel de tres jueces estuvo de acuerdo con Jonathan Castilho de Oliveira, de 20 años, cuando sostuvo en una apelación que su pedido de asilo no fue tratado con neutralidad por el magistrado actuante.

Según el dictamen del panel, el juez de inmigración O. John Brahos pareció haber "ingresado a la audiencia con una decisión preconcebida".

Al ordenar la realización de una nueva audiencia en fecha a confirmar y ante otro juez, el panel sostuvo que el juez Brahos ignoró un informe del Departamento de Estado que apoyaba el pedido de asilo.

Asimismo, habría rehusado "impropiamente" considerar noticias publicadas en la prensa brasileña 12 años atrás, sobre el asesinato del padre del joven.

En cambio, según el panel, el juez Brahos se enfocó en preguntarle a Castilho de Oliveira si tenía un problema de fertilidad, o sobre sus creencias religiosas, "aun cuando eso no tenía nada que ver con el caso".

"El juez de inmigración interrumpió repetidas veces el testimonio para formular preguntas irrelevantes y a veces inflamatorias, rehusando considerar evidencia importante y decidiendo sin ingresar a fondo en el caso", agrega.

En el pedido de asilo, Castilho de Oliveira afirma que su padre participó en una maniobra ilegal en Brasil para aportar fondos a dos políticos corruptos, amenazó con denunciar públicamente el caso y fue asesinado.

Dijo que su madre entregó pruebas a un fiscal que incriminarían a figuras políticas, banqueros y policías brasileños, por lo que ella y otros miembros de la familia fueron amenazados de muerte.

La madre y una hermana de Castilho de Oliveira se refugiaron en Estados Unidos, a donde ingresaron con visa de turista, mientras que el joven intentó hacerlo por la frontera con México al carecer de visa y fue detenido.

Igualmente el juez Brahos no consideró creíble la historia de Castilho de Oliveira y negó el pedido de asilo.

Los documentos divulgados por la corte no especifican las fechas en que se produjeron esos viajes.

Los jueces de apelación Richard Posner, Michael Stephen Kanne y Diane Sykes recuerdan en el dictamen de 14 páginas que Brahos fue cuestionado por la corte en otros casos, debido a "errores de lógica", así como por su forma de interrogar "áspera y dura que sugiere predisposición".

Afirman asimismo que la conducta del juez de inmigración fue considerada "desmedida" y hasta "burlona", agrega el dictamen.