Perú promete cambios y más recursos en la lucha contra rebeldes

Perú promete cambios y más recursos en la lucha contra rebeldes

Perú promete cambios y más recursos en la lucha contra rebeldes

LIMA (Reuters) - Cuatro ministros de Perú prometieron el viernes en el Congreso cambios en la lucha contra los rebeldes y más recursos para las Fuerzas Armadas del país, después de que miembros de Sendero Luminoso mataran en una emboscada a 14 militares en una convulsionada zona.

Los militares han recibido fuertes críticas de la oposición y ex generales del Ejército, debido a una "falta de inteligencia" en su política antisubversiva y de errores, como el reclutamiento de hasta 149 menores de edad para hacer frente a la guerrilla.

"Reconocemos señor que puede haber fallas, pero también reconocemos que hay ánimo, que hay voluntad, que hay vocación de rectificación y modificación", dijo el ministro de Defensa, Antero Flores Aráoz, quien fue llamado por el Congreso para explicar la política antisubversiva en el país.

"Estamos en tres procesos importantes, en terminar lo que significa el narcoterror en esta zona tan importante del VRAE para evitar que esto continúe (...) el tema es grave", agregó.

El Gobierno peruano lanzó en agosto del año pasado una ofensiva de las fuerzas armadas denominada "Excelencia" con el objetivo de acabar con los rebeldes del Valle del Río Apurímac y Ene (VRAE), pero éstos han respondido con más fuerza y más de 30 militares y policías han muerto en los enfrentamientos.

Desde hace algunos años, los rebeldes se han convertido en los guardianes de los narcotraficantes, que les suministran armas, municiones y alimentos, según datos oficiales.

Las fuerzas armadas han sufrido al menos 11 ataques este año, situación que sacó a la luz problemas como la falta de alimentos, equipos, armas, inteligencia y tropas.

Según datos de la Defensoría del Pueblo, entre 2008 y 2009 se han producido 149 quejas contra el ejército por reclutamiento arbitrario de adolescentes de entre 14 y 17 años, y de dos menores de 13 años.

Además, tras la caída del Gobierno del ex presidente Alberto Fujimori en 2000 se redujo drásticamente el presupuesto de las Fuerzas Armadas y hasta se desactivó el servicio de inteligencia del Ejército, que se comenzó a implementar otra vez en julio de 2008.

"Se va a presentar un nuevo plan, se hará una repriorización de los gastos, para atender las necesidades pero hay que ser concientes que repriorización implica menos recursos para otros sectores", dijo por su parte el ministro de Economía, Luis Carranza.

Según Carranza, el presupuesto ha aumentado entre 2002 y 2007 en un 57 por ciento, después de caer un 12 por ciento entre 2000 y 2001.