Rebeldes de Darfur y Gobierno sudanés empiezan conversaciones de paz en Doha

  • El Cairo, 10 feb (EFE).- Representantes del Gobierno sudanés y del grupo rebelde Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI) empezaron hoy las reuniones en Doha destinadas a avanzar hacia el fin del conflicto en Darfur, en el oeste de Sudán, vigente desde 2003.

Rebeldes de Darfur y Gobierno sudanés empiezan conversaciones de paz en Doha

Rebeldes de Darfur y Gobierno sudanés empiezan conversaciones de paz en Doha

El Cairo, 10 feb (EFE).- Representantes del Gobierno sudanés y del grupo rebelde Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI) empezaron hoy las reuniones en Doha destinadas a avanzar hacia el fin del conflicto en Darfur, en el oeste de Sudán, vigente desde 2003.

En la sesión inaugural, transmitida en directo por el canal de televisión qatarí Al Yazira, la delegación del Ejecutivo de Jartum expresó su esperanza de que las discrepancias entre las dos partes implicadas en el conflicto no obstaculicen la paz.

En el encuentro, auspiciado por Qatar, participan, además, representantes de la ONU, la Unión Africana y la Liga Árabe, según Al Yazira, que no especificó hasta cuándo está previsto que duren las conversaciones.

En su discurso inaugural, el emir de Qatar, jeque Hamad bin Jalifa al Zani, expresó su confianza en que las otras partes sudanesas se unan al diálogo, en referencia a los rebeldes del Movimiento de Liberación de Sudán (MLS), que ha boicoteado las conversaciones de Doha.

Por su parte, Al Taher al Fiki, uno de los dirigentes del MJI, afirmó a la agencia oficial de noticias qatarí, QNA, que uno de los objetivos del encuentro de Doha es "que ambas partes (del conflicto) expresen buenas intenciones para lanzar un proceso negociador bilateral".

Para Al Fiki, las buenas intenciones se ponen en práctica con la liberación de los rebeldes que están detenidos, que permitiría avanzar más en las negociaciones de paz y allanar el camino para el regreso de los desplazados y los refugiados a sus pueblos.

El dirigente del MJI adelantó, asimismo, que estas negociaciones pueden conducir a un marco de acuerdo que incluya el reparto de las riquezas y de las responsabilidades de seguridad en la región, y que se reconozca que la crisis de Darfur es un "problema político".

Los grupos rebeldes que se alzaron en armas en Darfur en febrero del 2003 llevan negociando un acuerdo de paz desde el 2004, y hasta ahora no se ha logrado firmar un pacto que incluya al Gobierno y a todos los grupos rebeldes.

El conflicto de Darfur estalló cuando el MLS y el MJI se levantaron en armas contra el régimen de Jartum en protesta por la pobreza y la marginación que sufrían los habitantes de esta localidad.

Desde entonces, cerca de 300.000 personas han muerto y otros dos millones y medio se han visto obligadas a abandonar sus hogares, según cálculos de la ONU.