Siria/EEUU.- Siria espera que Obama designe lo antes posible un embajador al país

LONDRES, 18 (EUROPA PRESS) El presidente sirio, Bashar al Assad, expresó hoy su deseo de que su par estadounidense, Barack Obama, envíe un embajador a Siria para reactivar la diplomacia entre ambas naciones, congelada durante la administración Bush. Assad aprovechó una entrevista concedida al diario británico 'Guardian', para mostrar su interés por entablar relación con el nuevo gabinete norteamericano, ya que entiende que Washington es el "principal árbitro" en el proceso de paz de Oriente Próximo. "No hay sustitutos para Estados Unidos", declaró. La decisión de Washington de enviar un embajador a Damasco es parte de los cambios promovidos por Obama desde que llegó a la Casa Blanca. La idea es acercarse a Siria, un país con un potencial destacado, lo que podría beneficiar a la primera potencia mundial en su postura en conflicto árabe-israelí. Otro de los objetivos es distanciar a Siria de Irán, enemigo de Washington. El mandatario iraní recordó que la idea de enviar un embajador es importante. "Enviar estas delegaciones es una cuestión relevante. Es una buena señal que vengan al país un gran número de congresistas. Demuestra que la administración (de Obama) quiere reanudar el diálogo con Siria. Por lo que hemos oído de ellos, es positivo", declaró Al Assad, aunque matizó que "todavía se necesita un período para ver los gestos y señales. Aún no hay nada claro". VISITAS HISTÓRICAS A finales de esta semana, Assad se reunirá con el senador demócrata John Kerry, que encabeza la comisión de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, y quien apuesta por volver a enviar un diplomático al país. En 2005 Washington retiró la figura diplomática de Damasco tras el asesinato del ex primer ministro libanés, Rafik Hariri, ya que las acusaciones recayeron sobre Siria, aunque ésta negó su implicación en el incidente. Asimismo, el líder sirio añadió que estaría muy agradecido si el comandante del mando central de Estados Unidos en Oriente Próximo y Asia Central, el general David Petraeus, visitase el país para discutir las colaboraciones sobre Irak y otras cuestiones. Previamente, la Casa Blanca prohibió una visita que tenía planificada Petraeus. El acercamiento entre ambas naciones implicaría, además, una ruptura de los lazos que únen Damasco con Hezbolá en el Líbano así como con Hamás en Gaza, ambos considerados por Washington como "grupos terroristas". Estados Unidos demanda también que lleve a cabo un mayor esfuerzo para cerrar sus fronteras a terroristas extranjeros que pasan por el país de camino a Irak.