Sudán.- HRW acusa a las fuerzas de seguridad de Sur de Sudán de violar los DDHH de la población civil

NUEVA YORK, 12 (EUROPA PRESS) La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) denunció hoy las violaciones de Derechos Humanos cometidas por las fuerzas de seguridad de Sur de Sudán contra la población civil, como homicidios, saqueos, agresiones sexuales o detenciones arbitrarias, y exigió al Gobierno de Unidad Nacional de Sudán, que reúne al Partido Nacional del Congreso (norte) y al Movimiento para la Liberación del Pueblo Sudanés (SPLM, sur), que cumpla sin dilación las medidas de Derechos Humanos incluidas en el acuerdo amplio de paz de 2005, que puso fin a 21 años de guerra civil. HRW presentó hoy el informe 'No hay protección: Inseguridad y Derechos Humanos en Sur de Sudán', en el que se documentan los principales retos en materia de Derechos Humanos a que se enfrentan el Gobierno de Sur de Sudán, controlado por el SPLM. Entre estos problemas destacan la desprotección de la población civil ante los ataques armados y la violencia, los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad y la debilidad del sistema judicial. También recomienda una serie de medidas para garantizar que las elecciones generales, previstas para mediados de este año, sean justas y libres. "El Gobierno de Sur de Sudán debe garantizar la rendición de cuentas por parte de los soldados y policías responsables de crímenes contra civiles e implicar al sistema judicial en la lucha contra los abusos sistemáticos", declaró la directora para África de Human Rights Watch, Georgette Gagnon. "El Gobierno de Unidad Nacional debe convertir los Derechos Humanos en una prioridad máxima de cara a las elecciones, revisando el sistema nacional represivo y las leyes de prensa y estableciendo una comisión nacional de Derechos Humanos", añadió. El Gobierno de Sur de Sudán, creado en función del acuerdo de paz de 2005, ha llevado a cabo "importantes avances en la construcción estatal y en la reconstrucción de una sociedad arrasada por una larga guerra civil, pero no ha sido capaz de proteger a los civiles de la violencia, ni siquiera la de sus propias fuerzas de seguridad", lamentó la organización. HOMICIDIOS En 2008, Human Rights Watch determinó que los soldados del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán, destinados para funciones policiales, habían sido responsables de graves violaciones de Derechos Humanos, como la muerte de ocho civiles durante una operación de desarme en septiembre de ese año en la localidad de Rumbek. Varios testigos aseguraron que algunos soldados estaban borrachos y habían disparado contra civiles desarmados. En junio del año pasado, los soldados mataron a diez civiles en dos incidentes armados en la provincia de Ecuatoria Oriental durante una operación policial. Varios testigos aseguraron a Human Rights Watch que los militares habían disparado a quemarropa a tres hombres y habían matado a dos civiles desarmados después de los enfrentamientos. El informe también documenta otros abusos de las fuerzas de seguridad contra civiles, como palizas, saqueos, intimidaciones o agresiones sexuales. Los soldados y los antiguos soldados suelen verse a sí mismos como "liberadores" de Sur de Sudán y se consideran por encima de la ley. "Estos casos son muy pocas veces juzgados, ni siquiera cuando son los organismos del Gobierno los que investigan las violaciones de Derechos Humanos cometidas por los soldados", denunció HRW. El informe revela también la debilidad del sistema judicial en Sur de Sudán, la abundancia de detenciones arbitrarias y las malas condiciones en los centros de detención. Asimismo, insta a la misión de la ONU en Sudán a que aplique con más rotundidad su mandato de protección de la población civil y a que refuerce sus labores de vigilancia e información, sobre todo en las zonas fronterizas entre Sudán y Sur de Sudán, donde es previsible un aumento de la violencia a medida que avance el periodo preelectoral.