Sudán.- La ONU reclama a Sudán que permita la asistencia humanitaria para atender a la población de Darfur

NUEVA YORK, 21 (EUROPA PRESS) El director de la oficina de la ONU para la coordinación de asuntos humanitarios, Rashid Jalikovd, instó al Gobierno de Sudán que respete los acuerdos y las propias leyes establecidas en el país para permitir que los grupos que todavía permanecen en la región de Darfur puedan seguir llevando a cabo sus operaciones, de las que dependen millones de personas. En un informe ante el Consejo de Seguridad, Jalikov, director de Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Nueva York, dijo que las autoridades de ese país deben cumplir sus propias leyes y no obstaculizar la asistencia de emergencia. "Queremos entablar un diálogo productivo y transparente con el Gobierno basándonos en las leyes y acuerdos establecidos", declaró. No obstante, Sudán, que ordenó la salida de las ONG de Darfur después de que el Tribunal Penal Internacional (TPI) emitiera una orden de arresto contra el presidente sudanés, Omar Al Bashir, recordó que no se echará nunca atrás, informa el centro de noticias de Naciones Unidas. "Debemos encontrar una manera de disminuir las tensiones y garantizar la provisión puntual y sostenible de asistencia humanitaria basada en los principios de la leyes humanitarias, la neutralidad y la imparcialidad", enfatizó Jalikov. ASISTENCIA NECESARIA Además, el director de la OCHA expresó gran preocupación por las recientes declaraciones de Al Bashir en referencia a la posible salida de Sudán todas las organizaciones humanitarias extranjeras en un plazo de un año. Cerca de 300.000 personas han muerto en la región de Sudán, donde los rebeldes y las fuerzas del Gobierno han protagonizado numerosos enfrentamientos, motivo por el cual desde 2003 tres millones de sudaneses han tenido que abandonar la zona y emigrar a otros puntos del país. Así las cosas, 4,7 millones de personas en la región dependen de la ayuda de las agencias humanitarias. "Mientras el conflicto continue o la zona siga bajo la influencia rebelde, la presencia de Naciones Unidas y de otras ONG seguirá siendo vital de cara a ayudar a los ciudadanos afectados por el conflicto", recordó Jalikov.