Una delegación de Jartum trata hoy en Doha con los rebeldes el conflicto Darfur

  • Jartum, 9 feb (EFE).- Una delegación del Gobierno sudanés viajó hoy a Doha para tratar con representantes del Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI), uno de los principales movimientos rebeldes en Darfur, cómo poner fin al conflicto en esta región.

Una delegación de Jartum trata hoy en Doha con los rebeldes el conflicto Darfur

Una delegación de Jartum trata hoy en Doha con los rebeldes el conflicto Darfur

Jartum, 9 feb (EFE).- Una delegación del Gobierno sudanés viajó hoy a Doha para tratar con representantes del Movimiento de Justicia e Igualdad (MJI), uno de los principales movimientos rebeldes en Darfur, cómo poner fin al conflicto en esta región.

Un portavoz del gobernante Partido de la Conferencia Nacional, Mandur al Mahdi, afirmó a Efe que la delegación gubernamental incluye a dirigentes del Ejército y expertos legales, que tienen previsto estudiar un borrador de acuerdo para lograr la paz en Darfur, en conflicto desde 2003.

Por su parte, un dirigente del MJI, que pidió el anonimato, aseguró a Efe que los representantes de su movimiento pedirán en las reuniones de Doha la adopción de medidas que contribuyan a confiar en el Ejecutivo de Jartum.

Entre estas medidas, citó la puesta en libertad de los militantes del MJI que están detenidos y un alto el fuego en la región.

En cuanto a los ex rebeldes del Movimiento de Liberación de Sudán (MLS), dirigido por el vicepresidente sudanés, Mini Arco Minawi, estos anunciaron anoche su decisión de boicotear las conversaciones de Doha.

Minaui consideró ayer en una rueda de prensa que las reuniones de hoy forman parte de "un complot bilateral" entre el Gobierno y el MJI.

El dirigente del MLS afirmó, además, que cualquier acuerdo que se puede alcanzar en la capital qatarí "complicará aún más el conflicto de Darfur".

En un comunicado del MLS, este movimiento describió las negociaciones previstas para hoy como "una reconciliación entre los islamistas del Gobierno y del Movimiento de Justicia e Igualdad, que aumentará el sufrimiento del pueblo de Darfur".

El MLS condicionó el desarme de las milicias árabes "Yanyauid", presuntamente apoyados por el Gobierno de Jartum, y la detención de las agresiones en Darfur para mantener conversaciones de paz con el Ejecutivo sudanés, según la nota.

El conflicto de Darfur estalló en febrero del 2003 cuando dos grupos rebeldes se levantaron en armas contra el régimen de Jartum en protesta por la deteriorada situación de esta provincia.

Desde entonces, cerca de 300.000 personas han muerto y otros dos millones y medio se han visto obligadas a abandonar sus hogares, según cálculos de la ONU.