Venezuela ampliará el programa de microcréditos para refugiados colombianos

  • Ginebra, 17 abr (EFE).- El Gobierno venezolano planea ampliar el programa de microcréditos para refugiados colombianos y solicitantes de asilo en la frontera de Venezuela, del que ya se beneficiaron 121 familias en una primera etapa.

Venezuela ampliará el programa de microcréditos para refugiados colombianos

Venezuela ampliará el programa de microcréditos para refugiados colombianos

Ginebra, 17 abr (EFE).- El Gobierno venezolano planea ampliar el programa de microcréditos para refugiados colombianos y solicitantes de asilo en la frontera de Venezuela, del que ya se beneficiaron 121 familias en una primera etapa.

Tras "el alto nivel de rendimiento de la fase anterior, en la que la tasa de morosidad fue inferior al 3 por ciento", el portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Ron Redmond, anunció hoy una ampliación del programa para 2009.

El Banco del Pueblo Soberano -una de las mayores instituciones financieras estatales en Venezuela- ya colaboró en la primera etapa con la concesión de 250.000 dólares en microcréditos para la financiación de 65 proyectos de producción, negocios y servicios.

En esta ocasión, el banco "planea doblar la ayuda a otras comunidades de Zulia, Tachira y Apure, así como extender el programa a más estados fronterizos", según informó Redmond.

El portavoz del ACNUR explicó que "este plan promueve el autoempleo en las comunidades de acogida y es un gran paso en el esfuerzo realizado por proteger e integrar a más de 120.000 demandantes de asilo que esperan a que se les reconozca su estatus".

En Venezuela, los solicitantes de asilo pueden tardar más de tres años en ser reconocidos como refugiados y recibir la documentación necesaria para poder acceder al empleo, un plazo que Redmond no consideró excesivo en comparación con lo que ocurre en otros países.

Este programa es parte de la estrategia del ACNUR denominada "fronteras de solidaridad", que se aplica en los países donde la integración de los demandantes de asilo es considerada como la mejor solución.

Ese es el caso de Venezuela, que en la última década ha acogido a alrededor de 200.000 colombianos que huyeron de su país debido a la violencia.