Colom aboga por no cerrar las puertas a una nueva relación entre EE.UU. y Cuba

  • Puerto España, 17 abr (EFE).- El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, abogó hoy por no cerrar las puertas al proceso que ha iniciado Estados Unidos para establecer una nueva relación con Cuba y, por extensión, con toda América Latina.

Puerto España, 17 abr (EFE).- El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, abogó hoy por no cerrar las puertas al proceso que ha iniciado Estados Unidos para establecer una nueva relación con Cuba y, por extensión, con toda América Latina.

En unas declaraciones a periodistas previas a la inauguración de la V Cumbre de las Américas, que congrega hoy en Trinidad y Tobago a 34 mandatarios, Colom insistió en que esta reunión ofrece "la oportunidad de iniciar procesos distintos".

"Reconozco definitivamente que la llegada de (Barack) Obama (a la Casa Blanca) debe marcar un cambio de Estados Unidos con América Latina, con sus vecinos (...); todo indica que va por lo que él propuso, hacia un cambio para América Latina", matizó.

En el caso concreto de Cuba, el gobernante guatemalteco recordó que su país "siempre ha apoyado en las Naciones Unidas el levantamiento del embargo" que Estados Unidos impuso a la isla en 1962.

"Pero más allá del embargo", según Colom, lo importante "es iniciar un proceso de relación distinta".

No obstante, reconoció que "no se puede resolver en una cumbre una historia de 50 años" porque -a su juicio- "es demasiado pedirle a una cumbre, o a dos presidentes o a tres presidentes".

"La puerta se abrió, hay que meter el zapato en la puerta para que no cierre, y ver que ese proceso de apertura no tenga paro", insistió sobre la necesidad de profundizar en los cambios después de que Obama levantara esta semana las restricciones a los viajes y el envío de remesas a la isla para los cubano-estadounidenses.

El mandatario guatemalteco dijo que, en todo caso, "primero debe darse una voluntad de Cuba" para regresar al seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), pero "lo importante es iniciar el proceso y no cerrar la puerta" porque en ese caso "no tendría ningún beneficio".

Cuba fue excluida de la OEA en 1962 a través de una resolución de la Asamblea General del organismo que consideró que el alineamiento de la isla con el bloque comunista era incompatible con el sistema interamericano y rompía la unidad continental.

En cuanto al rechazo de los países de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) a la declaración final del cónclave de Puerto España, Colom expresó su preocupación porque los mandatarios no tengan "la habilidad de llegar a un buen consenso", al reiterar el momento histórico por el que atraviesa el continente.