La mejora de los lazos con Cuba depende de La Habana, según la Casa Blanca

  • Puerto España, 18 abr (EFE).- La mejora de las relaciones entre EE.UU. y La Habana "dependerá de las acciones del Gobierno cubano", después de que el presidente Barack Obama se ha declarado abierto al diálogo, dijo hoy la Casa Blanca.

Puerto España, 18 abr (EFE).- La mejora de las relaciones entre EE.UU. y La Habana "dependerá de las acciones del Gobierno cubano", después de que el presidente Barack Obama se ha declarado abierto al diálogo, dijo hoy la Casa Blanca.

En declaraciones a la prensa que acompaña al presidente Obama en la V Cumbre de las Américas, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que "el presidente cree que debemos cambiar la política" hacia Cuba y ya ha dado pasos en ese sentido con el levantamiento de las restricciones a los viajes y remesas a la isla.

Ahora, agregó, "esperamos con expectación ver lo que Cuba está dispuesto a hacer".

Como ha hecho a lo largo de la última semana, el portavoz de la Casa Blanca sugirió, entre otras medidas, la puesta en libertad de los presos políticos, que el Gobierno cubano deje de interferir en las remesas enviadas desde EE.UU. y el respeto de derechos como la libertad de prensa.

El régimen cubano, insistió, debe "mostrar voluntad de que también quiere un cambio en la relación" entre los dos países.

El pasado miércoles, el presidente cubano, Raúl Castro, expresó su disposición a conversar "en igualdad de condiciones" sobre asuntos como los derechos humanos o la democracia.

"Las acciones siempre van a hablar más alto que las palabras", afirmó hoy Gibbs, que señaló que ahora Cuba tiene "una estupenda oportunidad de adecuar sus hechos a sus palabras".

La situación de Cuba, el único país latinoamericano ausente de la Cumbre de las Américas debido a que no es un país democrático, fue uno de los asuntos dominantes hoy en un encuentro entre Obama y los países sudamericanos.

En un clima de "intercambio franco" pero "educado" y "sin tensiones", según un alto funcionario estadounidense, los países presentes en la reunión pidieron a Obama la normalización de las relaciones con la isla y, en especial, el levantamiento del embargo que EE.UU. mantiene desde 1962.

El debate sobre Cuba ocupó aproximadamente una quinta parte de ese encuentro, que duró una hora y cuarto.

Obama ordenó el lunes el levantamiento de las restricciones a los viajes y envíos de remesas de los cubano-estadounidenses a la isla, así como medidas para facilitar las comunicaciones entre EE.UU. y Cuba.

Según explicaron las fuentes, Obama reiteró hoy la posición que ya había expuesto el viernes en su discurso inaugural en la Cumbre: EE.UU. busca un "nuevo comienzo" en su relación con Cuba pero ese cambio no ocurrirá de la noche a la mañana.

Estados Unidos está dispuesto a mantener un diálogo sobre un amplio abanico de temas, desde los derechos humanos a la inmigración y la economía, pero no a "hablar por hablar", explicó Obama.

El presidente estadounidense también recordó que cada uno de los líderes presentes en el encuentro ha sido elegido democráticamente, por lo que deberían poner de su parte para garantizar que también Cuba adopta medidas democráticas.

Según explicó un alto funcionario estadounidense, el presidente Obama insistió en que "todo lo que hacemos en relación con Cuba tiene como base una preocupación verdadera por la democracia".

"Los miembros de UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas) han sido todos elegidos democráticamente, y esa democracia y el Estado de Derecho para el pueblo cubano debe ser, en su opinión, una preocupación para todos ellos", destacó.

Obama también recordó que muchos de estos países vivieron tiempos de dictadura y "entienden de veras lo que quiere decir no tener libertad de prensa, un debate abierto o partidos políticos. Esa experiencia debería verse reflejada en cómo tratan con otra dictadura", agregó.

En la reunión de hoy, matizó el alto funcionario, ninguno de los presidentes, entre los que se encontraba el venezolano Hugo Chávez, presentó mensaje alguno de parte del régimen castrista.

Tampoco, precisó, ha habido ninguna petición a ningún país para que actúe de mediador en posibles negociaciones entre EE.UU. y Cuba.

En UNASUR están incluidos Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.