Las autopistas del mar desde Gijón y Vigo a Francia estarán en funcionamiento a finales de año

  • París, 27 feb (EFE).- Las "autopistas del mar" para el transporte en barco de camiones desde Gijón y Vigo a otros puertos franceses del Atlántico entrarán en funcionamiento antes de finales de año, anunciaron hoy los responsables de Transportes de España y Francia.

Las autopistas del mar desde Gijón y Vigo a Francia estarán en funcionamiento a finales de año

Las autopistas del mar desde Gijón y Vigo a Francia estarán en funcionamiento a finales de año

París, 27 feb (EFE).- Las "autopistas del mar" para el transporte en barco de camiones desde Gijón y Vigo a otros puertos franceses del Atlántico entrarán en funcionamiento antes de finales de año, anunciaron hoy los responsables de Transportes de España y Francia.

La ministra española de Fomento, Magdalena Álvarez, firmó hoy en París una declaración común con el secretario de Estado francés de Transportes, Dominique Bussereau, sobre las autopistas Nantes-Gijón y Nantes/Le Havre-Vigo y oficializaron los grupos que se encargarán de cada una de las concesiones.

Un consorcio encabezado por la naviera francesa Louis Dreyfus y la italiana Grimaldi se queda con la línea entre el puerto de Nantes (Saint Nazaire) y el de Gijón, mientras que Acciona con su filial Transmediterránea se hace cargo de la que conectará Le Havre y Nantes con Vigo, que tres años después de su puesta en funcionamiento se prolongará hasta Algeciras.

Los gobiernos prevén un flujo conjunto de unos 100.000 camiones embarcados al año durante los siete años en que ambos consorcios tienen obligación de mantener estas "autopistas del mar", a cambio de recibir una subvención de 30 millones de euros cada una, de los cuales la mitad corresponderá a España y la otra a Francia.

Los próximos pasos para este proyecto es la firma de los contratos, durante la cumbre franco-española de Madrid el próximo 28 de abril, y su ratificación por los parlamentos de ambos países, explicó Álvarez en una conferencia de prensa conjunta con Bussereau.

La ministra española destacó que este proyecto "pretende reequilibrar los modos de transporte y ayudará a resolver "el problema de congestión" del tráfico rodado, teniendo en cuenta que cada día más de 10.000 camiones atraviesan los pasos fronterizos franco-españoles de Irún y La Junquera.

A ese respecto, recordó que la Comisión Europea en un estudio de 2001 estimaba que esa congestión tenía un coste del 0,5% del Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión, y que podría ascender al 1% en 2010.

La titular española de Fomento insistió en que "lo que ofrecemos es una alternativa a los camiones" que reduce los costes del transporte terrestre y que además va a "crear empleo".

"Se ha hablado mucho de las autopistas del mar; ahora las vamos a ver", señaló Bussereau, antes de recordar que en Francia ya existe un precedente entre Tolón y Civitavecchia, el puerto de Roma.

Los barcos que se utilizarán tendrán capacidad para unos 150-200 camiones cada uno y el objetivo es que después de un cierto rodaje haya una salida diaria desde Vigo y otra desde Gijón.

El precio desde esta última ciudad hasta Saint Nazaire -trayecto que se realizará en 14 horas- será de unos 500 euros por unidad de transporte intermodal (UTI, la referencia en el sector), lo que según el presidente de la autoridad portuaria de Gijón, Fernando Menéndez, es inferior al coste de hacer el trayecto por carretera.

Menéndez también explicó a la prensa que cuando el enlace funcione a pleno rendimiento podría representar en torno al 20% del flujo de camiones que hay actualmente entre el área de Gijón y la de Nantes, que ambos puertos tienen las infraestructuras necesarias para la puesta en marcha y que sólo si el dispositivo tuviera mucho éxito haría falta una nueva rampa de carga ("ro-ro").

En las conexiones desde Gijón se podrán embarcar cargas de camiones con y sin acompañamiento, mientras que desde Vigo sólo se contempla la fórmula sin acompañamiento.

Álvarez y Bussereau indicaron que sus dos gobiernos están trabajando con el italiano para estudiar la posibilidad de poner en funcionamiento otras autopistas del mar en el Mediterráneo, donde España ya está conectada por este sistema con puertos de Italia y sin subvenciones públicas.

Preguntada sobre su reciente viaje a Rusia, la ministra española no quiso contestar, y dijo que lo haría a su vuelta a Madrid.