Obama complacido por acuerdo del G-20 para afrontar la crisis económica global

  • Washington, 4 abr (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, se manifestó hoy complacido por los acuerdos logrados en el seno del G-20 para afrontar la crisis económica mundial.

Obama complacido por acuerdo del G-20 para afrontar la crisis económica global

Obama complacido por acuerdo del G-20 para afrontar la crisis económica global

Washington, 4 abr (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, se manifestó hoy complacido por los acuerdos logrados en el seno del G-20 para afrontar la crisis económica mundial.

"La única forma de eludir una recesión de alcance global es con una respuesta que sea global en su coordinación", señaló el presidente en su habitual discurso de los sábados.

"Por ello es que estoy complacido de que tras dos días de cuidadosas negociaciones, las naciones de G-20 hayan acordado una serie de medidas que creo que son clave en nuestra búsqueda de una recuperación económica global", indicó.

Obama manifestó que la unanimidad reflejada en la reunión del G-20 en Londres es una reafirmación de que los problemas que amenazan la paz y la prosperidad no son algo que un país puede resolver por sí solo.

Añadió que, con ese convencimiento, todos los participantes en la reunión están tomando ahora medidas para reanudar las operaciones de crédito, alentar el crecimiento y crear fuentes de empleo.

"Y todos hemos dado nuestro acuerdo a la más profunda reforma del marco regulatorio financiero en una generación, una reforma que ayudará a poner fin a las especulaciones peligrosas y los abusos en el mercado que han sido tan onerosos", señaló.

Pero el presidente de EEUU realzó también el hecho de que la cooperación no sólo se ha dado en el terreno económico financiero, sino también en otros campos debido a la globalidad.

Añadió que el mundo se ha hecho ahora cada vez más pequeño y más interconectado que en cualquier momento de la historia.

"Las amenazas a la seguridad y la economía de nuestra nación ya no se pueden mantener a raya con los océanos o las fronteras marcadas en los mapas", señaló.

Como ejemplo, citó el caso de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos perpetrados por terroristas que se organizaron en Hamburgo (Alemania) y se entrenaron en Kandahar (Afganistán) y Karachi (Pakistán).

"Los automóviles en Boston (EEUU) y en Pekín (China) están derritiendo las capas de hielo en el Ártico y alteran los patrones del clima en todas partes. El robo de material nuclear de la ex Unión Soviética podría llevar a la destrucción de cualquier ciudad en el mundo", indicó.

El presidente también informó a los estadounidenses sobre sus encuentros con los gobernantes de China y Rusia y con los aliados de la OTAN, a quienes pidió más asistencia en Afganistán.

"Es allí donde Al Qaeda entrena, conspira y amenaza lanzar su próximo atentado. Y ese ataque podría ocurrir en cualquier país, lo que significa que cada nación tiene un interés en asegurar que nuestra misión en Afganistán tenga éxito", señaló.