Obama elimina algunas restricciones sobre Cuba

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Barack Obama ordenó el lunes eliminar todas las restricciones para que los cubano-estadounidenses puedan viajar y enviar ayuda financiera a sus parientes en la isla de gobierno comunista, en un importante cambio de política a sólo días de la Cumbre de las Américas.

Dan Restrepo, asistente especial de Obama, dijo en una conferencia de prensa en la Casa Blanca que las nuevas medidas tratan de "extender una mano al pueblo cubano" y "apoyar su deseo de vivir con respeto a los derechos humanos".

"El presidente ha dado instrucciones a los secretarios de Estado, Comercio y Tesoro para que pongan en marcha las acciones necesarias para eliminar todas las restricciones a individuos para que puedan visitar a sus familiares en la isla y mandar remesas", afirmó al leer en español un comunicado, tras haber sido informado en inglés por el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

La liberación de los viajes a Cuba había sido adelantada por Obama durante su campaña electoral del año pasado y puede ayudar a mejorar las relaciones entre ambos enemigos de la Guerra Fría.

La medida representa un fuerte cambio hacia la aproximación frente al clima de confrontación durante la época del presidente George W. Bush.

El anuncio llega, además, a pocos días de que Obama participe en la Cumbre de las Américas de Trinidad y Tobago, donde varios líderes regionales han dicho que presionarían al presidente para que levante el embargo estadounidense de 47 años contra Cuba.

Obama ha aclarado que no eliminará las sanciones hasta que Cuba dé señales de mayor democracia y respeto a los derechos humanos.

Consultado en la misma conferencia de prensa, Gibbs dijo que el Gobierno considera la posibilidad de autorizar vuelos comerciales entre Estados Unidos y Cuba. Actualmente existen sólo vuelos chárter.

El asesor presidencial Restrepo dijo que Obama había ordenado algunos pasos para "permitir el flujo libre de información" a los cubanos.

Una de las medidas, dijo, sería autorizar a las empresas de telecomunicaciones estadounidenses a operar en Cuba.

Funcionarios cubanos no estuvieron inmediatamente disponibles para comentar la decisión de Obama.

LOS CUBANOS, CONTENTOS

Las restricciones de viaje afectaban a unos 1,5 millones de estadounidenses con familiares en Cuba.

Los cubanos que residen en Estados Unidos ahora pueden viajar a Cuba sólo una vez al año y enviar hasta 1.200 dólares por persona a sus parientes en la isla.

Sin embargo, las nuevas medidas de Obama podrían encontrar resistencia en el Congreso, en especial entre la oposición del Partido Republicano, que esperaba que el presidente condicionara la flexibilización a la liberación de los presos políticos en la isla.

El anuncio fue bien recibido en el aeropuerto de La Habana, donde emigrantes como Caridad Gómez regresaban a Miami tras una visita a sus familiares en Cuba.

"Sería lo mejor que Obama pudiera hacer porque así uno puede ver a la familia sin problemas, sin tanto miedo. Nos han tenido acorralados", dijo la mujer de 46 años, mientras hacía la fila para regresar a Miami, donde vive desde hace una década.