ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Rusia desde el Blog

Barack Obama ha aprovechado su estancia en Londres para estrechar los lazos con Rusia, un país que aspira a reforzar su papel de superpotencia y cuya colaboración es esencial para estabilizar todo el continente asiático, profundizar en la política atlantista de defensa y garantizar el acceso a las fuentes de energía del Cáucaso.

El primer paso hacia una mejora en las relaciones bilaterales ha sido la confirmación de que Rusia y Estados Unidos buscarán un acuerdo sobre armamento que reduzca la presencia de ojivas nucleares más allá de los niveles acordados en el 2002. Así lo anunciaron en un comunicado conjunto los presidentes Dmitri Medvédev y Barack Obama al término de su reunión en Londres, en el contexto de la cumbre del G-20.

Asimismo, Obama ha anunciado que acudirá a Moscú en el mes de julio, en una visita oficial en la que tendrá la oportunidad de evaluar los progresos realizados al respecto.

Este acercamiento o deshielo en la relación entre las dos superpotencias reafirma las palabras pronunciadas por el ministro ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, en la Conferencia de Desarme de Naciones Unidas celebrada a principios de marzo en Ginebra. “La llegada del presidente Obama”, dijo Lavrov, “ha cambiado la situación, porque ahora el desarme multilateral es considerado una prioridad, lo que no se había visto en la Administración anterior”.