Ecuador afirma que la demanda contra Odebrecht no causará tensión con Brasil

  • Quito, 9 abr (EFE).- El Gobierno de Ecuador está seguro de que las acciones legales que emprenderá contra la constructora Odebrecht, de Brasil, por las obras de la hidroeléctrica San Francisco no causarán otro episodio de tensión en las relaciones con ese país.

Ecuador afirma que la demanda contra Odebrecht no causará tensión con Brasil

Ecuador afirma que la demanda contra Odebrecht no causará tensión con Brasil

Quito, 9 abr (EFE).- El Gobierno de Ecuador está seguro de que las acciones legales que emprenderá contra la constructora Odebrecht, de Brasil, por las obras de la hidroeléctrica San Francisco no causarán otro episodio de tensión en las relaciones con ese país.

Así lo afirmó hoy Jorge Glas, presidente del Fondo de Solidaridad, entidad ecuatoriana encargada de la gestión de las eléctricas nacionales.

En una entrevista con radio Sonorama, Glas dijo que está "seguro" de que las acciones legales contra la constructora "no van a provocar nuevos problemas en la relación entre Ecuador y Brasil".

El pasado martes, Glas anunció que el Gobierno presentará una denuncia contra Odebrecht tras conocer un informe de Electroconsult, una firma consultora italiana, que respalda la tesis de Ecuador de que las obras técnicas de la hidroeléctrica San Francisco no fueron finalizadas.

El caso de Odebrecht generó en octubre de 2008 un problema diplomático entre Ecuador y Brasil.

Entonces, el Gobierno del presidente Rafael Correa decidió expulsar del país a la compañía brasileña luego de detectar supuestos fallos estructurales en la construcción de la citada hidroeléctrica en el centro andino de Ecuador.

La ejecución de esa obra, adjudicada a Odebrecht en 2007, se financió con un crédito de 286,8 millones de dólares otorgado por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, que Ecuador impugnó por presuntas irregularidades en su contratación.

En noviembre, Ecuador anunció la presentación de una demanda de arbitraje internacional para analizar el pago del crédito.

En respuesta, Brasil llamó a consultas a su embajador en Quito, Antonino Marques Porto, y anunció la revisión de todos los convenios de cooperación con Ecuador.

Con el informe de los consultores internacionales "ha quedado en evidencia la transparencia y la oportunidad, y también que tomamos la decisión correcta al decir, como país soberano, que no queremos trabajar con gente de esta naturaleza", sostuvo hoy Glas en referencia a la expulsión de Odebrecht.

"Eso nos debe dar tranquilidad a todos los ecuatorianos y por supuesto también al Gobierno hermano de Brasil. Esto es un tema estrictamente comercial entre dos empresas: una empresa de Ecuador y una empresa privada de Brasil. Es un tema estrictamente privado", reiteró.

Glas declaró que "el Gobierno de la República de Ecuador y los ciudadanos fueron estafados por esta constructora", ya que la obra no se concluyó.

Por ello, "es nuestra obligación reclamar ante los tribunales competentes para que nos resarzan por todos los daños y prejuicios, y por lo que dejaron de hacer", concluyó.