Ecuador quiere respaldo popular a una propuesta de reestructurar una parte de una deuda ilegítima

  • Quito, 6 abr (EFE).- El Gobierno de Ecuador anunció hoy que no es casual que la presentación de la propuesta para reestructurar una parte de la deuda exterior del país, a la que considera ilegítima, se vaya a presentar seis días antes de las elecciones generales, pues se pretende conseguir el respaldo popular a esa decisión.

Ecuador quiere respaldo popular a una propuesta de reestructurar una parte de una deuda ilegítima

Ecuador quiere respaldo popular a una propuesta de reestructurar una parte de una deuda ilegítima

Quito, 6 abr (EFE).- El Gobierno de Ecuador anunció hoy que no es casual que la presentación de la propuesta para reestructurar una parte de la deuda exterior del país, a la que considera ilegítima, se vaya a presentar seis días antes de las elecciones generales, pues se pretende conseguir el respaldo popular a esa decisión.

El Ejecutivo presentará el próximo 20 de abril a los acreedores de los bonos "Global 2012" y "Global 2030", una propuesta para dar una "solución integral" a esos pasivos, seis días antes de los comicios.

Con eso se busca que la iniciativa sea revestida de "legitimidad", que se derivaría de una victoria del oficialismo en los comicios del 26 de abril, señaló el ministro coordinador de Política Económica, Diego Borja.

Ello "no significa un referéndum, en sí mismo", pero "da una garantía de que la solución planteada va a ser una solución favorable a los intereses del país y del pueblo", sostuvo Borja en una entrevista con corresponsales extranjeros.

El ministro indicó que la población ecuatoriana conocerá el próximo día 20 la propuesta para renegociar los bonos, que el Gobierno considera "ilegítimos", por haber sido negociados en el pasado de una manera irregular, con perjuicio para el Estado, según un estudio efectuado por una comisión especializada organizada por el Ejecutivo.

Aunque la propuesta ecuatoriana se mantiene en reserva, Borja dijo que ésta pretende defender los intereses nacionales, y remarcó el hecho de que se presente en un momento electoral, porque, a su criterio, "le dará legitimidad, porque legalidad la va a tener".

Además, afirmó que la "solución integral" al problema de la deuda exterior, forma parte de un programa del Gobierno para afrontar los efectos de la crisis financiera internacional, que incluye también medidas arancelarias, búsqueda de financiación en organismos regionales y apoyo a los sectores productivos.

En ese sentido, destacó la actitud del Ejecutivo chino, que ha abierto una línea de financiación en favor de Ecuador, anunciada el pasado sábado por el presidente Rafael Correa y que podría ser utilizada para ejecutar proyectos en el campo energético, especialmente en el sector petrolero.

"El crédito chino, por 1.000 millones de dólares, apoyará las necesidades de inversión del Estado ecuatoriano", que ha estimado un gasto de 2.800 millones de dólares para proyectos de infraestructuras, añadió Borja.

Esa línea de crédito representa "un alivio enorme para los proyectos de inversión" de Ecuador, añadió el ministro.

Asimismo, negó que el Gobierno peruano haya tomado medidas comerciales contra Ecuador, como represalia a las medidas arancelarias aplicadas por Quito, para afrontar la crisis internacional.

Borja indicó que Lima, por "voluntad del presidente peruano", Alan García, no aplicará medidas contra Ecuador, y descartó así las informaciones que advertían de presuntas represalias comerciales.

"Existe una presión de las cámaras de producción peruanas para que haya retaliaciones (represalias), pero es postura del Gobierno del presidente peruano, de que esas retaliaciones no se darán", remarcó.