ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Piden a Obama que lidere la lucha contra los piratas somalíes

Por Abdi Sheikh y Abdi Guled

MOGADISCIO (Reuters) - La tripulación de un barco estadounidense que fue atacado en la costa de Somalia llamó el lunes al presidente Barack Obama para pedirle que lidere la batalla contra la piratería, después de que fuerzas de la Armada de Estados Unidos liberasen al capitán de la embarcación poniendo fin a un secuestro de cinco días.

Francotiradores de la Marina dieron muerte a tres piratas somalíes que tenían como rehén al capitán Richard Phillips en un bote salvavidas rodeado de buques de guerra estadounidenses. Piratas prometieron vengarse de Estados Unidos.

Más de 250 rehenes de diversas nacionalidades han pasado por las manos de piratas somalíes que en los meses recientes han capturado decenas de embarcaciones, desde cargueros hasta yates de lujo. tankers

Helicópteros volaron nuevamente durante la noche sobre bases piratas cerca de Eyl, en la costa somalí, tras la operación de rescate. "Ellos asesinaron a nuestros amigos en el bote salvavidas y creímos que los helicópteros iban a bombardearnos anoche en Eyl", dijo a Reuters un pirata en Eyl, quien se identificó como Farah.

"Estábamos de duelo por la muerte de nuestros amigos y entonces llegaron las aeronaves (...) un pesar sobre otro pesar. Estados Unidos se ha convertido en nuestro nuevo enemigo", agregó.

La Armada de Estados Unidos dijo que la decisión de disparar a los piratas que tenían secuestrado al capitán Phillips se tomó en una décima de segundo, porque el rehén parecía estar en "peligro inminente".

"Estaban apuntando las AK-47 al capitán", dijo el vice almirante William Gortney, jefe del Comando Central de la Armada de Estados Unidos, en un informe al Pentágono desde Bahréin.

"El comandante lo tomó como que el capitán corría peligro inminente y entonces tomó esa decisión y él tenía la autorización para tomar esa decisión y tenía segundos para tomar esa decisión", agregó.

Un cuarto pirata fue capturado con vida.

El presidente estadounidense, Barack Obama, había concedido la solicitud del Pentágono de tener la autoridad para usar la fuerza apropiada para salvar la vida del capitán, dijo.

Phillips, capitán del buque de carga de contenedores de bandera estadounidense Maersk Alabama, se puso en contacto con su familia tras su liberación, fue sometido a un examen médico y descansaba a bordo del barco anfibio de asalto USS Boxer.

TRIPULACION CELEBRA

La tripulación que capitaneaba Phillips hizo estallar bengalas, izó una bandera estadounidense y saltó de júbilo por la noticia del rescate de su capitán.

El grupo llamó a Obama para pedirle que tome la iniciativa en la lucha contra la piratería.

"Estados Unidos tiene que estar al frente para poner fin a esta crisis (...) La tripulación tuvo la suerte de que todos salieran con vida. No vamos a volver a tener esa suerte", dijo a periodistas el primer oficial naval Shane Murphy desde el puerto keniano de Mombasa.

Phillips, de 53 años, fue el primer estadounidense en ser capturado por una de las bandas de piratas que han invadido por años el transitado Golfo de Adén y el océano Indico.

Un remolcador italiano secuestrado en el Golfo de Adén arribó el domingo a Las Qoray en la costa norte de Somalia, dijeron residentes.

"Piratas armados en el remolcador nos ordenaron mantenernos alejados de área cercana a ellos. Dos de los piratas bajaron a la ciudad para persuadir a los residentes a que les permitieran quedarse, pero no sé en qué quedó todo", contó el pescador Jama Feysal a Reuters vía telefónica.

El remolcador, con una tripulación de 10 italianos, cinco rumanos y un croata, fue secuestrado el sábado. Mohamed Salah Dubeys, comandante militar de Somalia, dijo que piratas también tienen retenidos a dos barcos egipcios con otros 24 rehenes.

Obama prometió poner freno a los piratas, en otro espinoso tema de su política exterior que se suma a los problemas de la crisis económica y la guerra en Afganistán.

"En búsqueda de ese objetivo, debemos continuar trabajando con nuestros socios para evitar futuros ataques, estar preparados para impedir actos de piratería y asegurar que quienes cometan esos actos de piratería paguen por sus crímenes", dijo en un comunicado.

El congresista demócrata Donald Payne voló el lunes a Mogadiscio custodiado por seis guardaespaldas, en lo que se cree es la primera visita a la capital somalí por parte de una alta figura política de Estados Unidos desde 1994. Mientras se bajaba del avión, le dispararon morteros.

Algunos piratas somalíes prometieron vengar la muerte de sus camaradas, así como también un asalto militar francés para rescatar un yate el viernes, en el que dos secuestradores murieron y tres fueron capturados.

"Los franceses y los estadounidenses se arrepentirán de haber comenzado esta matanza. Nosotros no matamos, sino que sólo tomamos rescates. Haremos algo a cualquiera que veamos como francés o estadounidense desde ahora", dijo Hussein, un pirata, a Reuters vía teléfono satelital.

El Maersk Alabama, que llevaba alimentos para ayuda a los somalíes, fue atacado en el océano Indico el miércoles, pero sus 20 tripulantes estadounidenses retomaron el control. Phillips voluntariamente se fue con los piratas en un bote salvavidas a cambio de que la tripulación estuviera a salvo.

"Las acciones del capital Phillips y de los marineros civiles del Maersk-Alabama fueron heroicas", dijo Gortney.

Amigos de los piratas habían dicho a Reuters que querían una recompensa de 2 millones de dólares por Phillips.