Teruel cuenta con cuatro nuevas cámaras de videovigilancia para proteger el patrimonio arquitectónico de la ciudad

TERUEL, 30 (EUROPA PRESS) El Ayuntamiento de Teruel ha instalado cuatro nuevas cámaras de videovigilancia que pretenden "proteger el patrimonio arquitectónico de la ciudad", según explicó a los medios de comunicación el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer. El presupuesto con el que se ha contado para la compra de los equipos y su instalación asciende a 34.177,08 euros. Ferrer ha manifestado que las cuatro cámaras estarán situadas en la Plaza de la Catedral, para la vigilancia de la fachada de la puerta principal del templo; en la Torre de San Martín; en la Torre de San Pedro y en la calle del Salvador, para la vigilancia de la Torre del mismo nombre. De las cuatro cámaras, la de la Iglesia de San Pedro y la de la Plaza de Catedral transmitirán a través de microondas, mientras que la Torre de San Martín lo hará por cable y la de la calle del Salvador mediante fibra óptica. Las grabaciones realizadas por las cámaras y la imagen en directo llegarán después al retén de la Policía Local de Teruel. Las grabaciones se efectuarán durante las 24 horas del día, y después se almacenarán por un periodo máximo de un mes. Transcurrido este tiempo se eliminarán, excepto en los supuestos legales en que dichas imágenes pudieran recoger actos ilícitos o administrativos graves. El alcalde ha dicho que "ésta es una primera fase" de un programa que continuará "el año que viene con la colocación de tres cámaras más: en la Escalinata, en los Paúles y otra en los Franciscanos". Según dijo, estas cámaras son "las que tienen todos los permisos reglamentarios" puesto que "para poder grabar las calles es necesario un permiso gubernativo". Además, Ferrer ha apuntado que "nuestra pretensión es ir ampliando a otros puntos, como los de entrada a la ciudad o los que consideremos más sensibles, dentro de nuestro patrimonio o más conflictivos". El alcalde ha deseado que la utilización de estas cámaras "redunden en una mayor seguridad ciudadana" y en el caso de los elementos patrimoniales que eviten actos vandálicos, como la realización de graffitis. En este sentido, ha destacado que "hemos llevado a cabo una campaña de limpieza de graffitis en el Centro Histórico que ha permitido eliminar muchos de ellos", gracias ala máquina limpiadora que adquirió la Asociación de Comerciantes. Según Ferrer, a la hora de limpiar edificios emblemáticos "se han tenido en cuenta las recomendaciones que en su día hizo la Dirección General de Patrimonio Cultural". Desde el consistorio han señalado que en los últimos tiempos se ha detenido a cuatro personas por hacer graffitis en la ciudad, tres de los cuales eran menores.