Biden asevera que finalizado el gobierno de Bush ya no es excusa para no contrarrestar la crisis financiera

VIÑA DEL MAR (CHILE), 28 (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) El vicepresidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, dijo hoy que el recién finalizado gobierno de George W. Bush ya no es una excusa para que los otros países no adopten medidas o inicien acciones para contrarrestar la crisis financiera internacional o para que no respeten "las reglas del juego". En el marco de su intervención de 30 minutos en la Mesa Redonda que cerró este sábado la Cumbre de Líderes Progresistas que se realiza en la ciudad chilena de Viña del Mar, Biden dijo a los gobernantes asistentes al encuentro, entre quienes se cuenta a los de España, Gran Bretaña, Chile, Argentina, Brasil, Uruguay y Noruega: "la buena noticia es que hay un cambio y la mala noticia es que hay un cambio. La muy buena noticia es que estamos dispuestos a colaborar y la mala noticia es que ya no tienen al último gobierno (estadounidense) para usarlo como pretexto". "El último gobierno ya no les sirve de pretexto para no actuar, así que estamos esperando trabajar con ustedes", reiteró Biden, quien aseguró que el Ejecutivo de Barack Obama quiere, "verdadera y genuinamente", tener un diálogo que incluya aquello que piensan los otros países. "No nos vemos como la solución al problema, queremos unirnos todos juntos para resolverlo", dijo. Respecto de las reglas que los líderes mundiales del G-20, que se reunirán la próxima semana en Londres, acuerden para superar la crisis financiera internacional, Biden dijo que se buscará "recomponer las reglas y fiscalizar para no volver al mismo problema". En ese sentido, afirmó que Estados Unidos respetará dichas reglas y que el gobierno de Obama quiere unirse a sus "socios internacionales" en esa tarea. "Ha llegado el momento de construir, de un nuevo crecimiento más amplio y sostenible", dijo Biden, quien en su intervención habló de transparencia, esfuerzos fiscales y colaboración.