Cierran el espacio aéreo de la capital mexicana por la llegada de Obama

  • México, 16 abr (EFE).- El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) suspenderá hoy las operaciones aéreas durante casi una hora debido al aterrizaje del avión Air Force One del presidente de Estados Unidos, Barack Oabama, quien realizará una visita de trabajo de unas horas al país.

México, 16 abr (EFE).- El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) suspenderá hoy las operaciones aéreas durante casi una hora debido al aterrizaje del avión Air Force One del presidente de Estados Unidos, Barack Oabama, quien realizará una visita de trabajo de unas horas al país.

Fuentes de la terminal indicaron a Efe que el cierre del espacio aéreo de la capital mexicana, que no se reduce al aeropuerto, forma parte del operativo de seguridad dispuesto para la llegada del jefe de la Casa Blanca.

Durante una hora, según las mismas fuentes, en el AICM se registran un promedio de 45 operaciones de aterrizaje y despegue de aviones.

Aunque en este caso la medida no va a obligar a la anulación de ningún vuelo, pues las aerolíneas fueron avisadas con anticipación de los planes de las autoridades y tomaron sus precauciones, como cambiar los horarios.

Asimismo, las autoridades restringieron los vuelos de helicópteros en la zona del barrio de Polanco, donde se encuentra el hotel en el que se hospedará Obama y su comitiva.

Polanco, además de ser una zona residencial, es también uno de los centros de negocio de la capital, con altos edificios a los que muchos ejecutivos llegan en helicóptero para llegar a sus oficinas.

Está previsto que el mandatario estadounidense llegue a las 13.10 hora local (18.10 GMT) al hangar presidencial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, desde donde se trasladará en helicóptero hasta las instalaciones militares de Campo Marte.

De allí se trasladará en vehículo hasta la residencia presidencial de Los Pinos, donde será recibido por su homólogo mexicano, Felipe Calderón, quien por la noche ofrecerá una cena de gala en su honor en el Museo Nacional de Antropología.

Polanco y Los Pinos se encuentran desde hace varios días tomados por un dispositivo de seguridad en el que participan unos 5.400 policías capitalinos y federales, y medio millar de miembros del Estado Mayor Presidencial (cuerpo de seguridad del gobernante mexicano) y del Ejército, según informes de los medios locales.

En el primer círculo de protección de los lugares a los que acudirá Obama, todos en ese mismo perímetro, se encuentran los agentes del Servicio Secreto estadounidense.

En las calles y avenidas que rodean Los Pinos hay restricciones a la circulación de vehículos particulares y de transporte público, así como de personas.

La estación del metro Auditorio, cercana al lugar, permanecerá cerrada durante la visita de Obama a México y será reabierta el viernes.