Obama dice EEUU debe tener "estrategia de salida" de Afganistán

Obama dice EEUU debe tener "estrategia de salida" de Afganistán

Obama dice EEUU debe tener "estrategia de salida" de Afganistán

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Barack Obama dijo el domingo que la fuerza militar por sí sola no pondría fin a la guerra en Afganistán y sugirió que una "estrategia de salida" estadounidense podría ser parte de una nueva política que se espera que revele pronto.

Obama, entrevistado en el programa de la cadena CBS "60 Minutes", anticipó a grandes rasgos algo de lo que es posible que se convierta en la muy anticipada revisión a la estrategia estadounidense en Afganistán y el vecino Pakistán.

Dejó claro que su nuevo enfoque llamaría a un mayor énfasis en el desarrollo económico en Afganistán, reforzaría la diplomacia con Pakistán y buscaría una mejor coordinación con aliados internacionales que la que tuvo su antecesor, George W. Bush.

"Lo que no podemos hacer es pensar que un enfoque sólo militar en Afganistán va a ser capaz de resolver nuestros problemas", dijo Obama.

"Así que lo que estamos buscando es una estrategia exhaustiva. Y tiene que haber una estrategia de salida (...) Tiene que haber un sentido de que esto no es una eterno ir a la deriva", agregó.

Obama ha criticado a Bush por ordenar la invasión a Irak 2003 sin un plan para sacar a las fuerzas estadounidenses y por permitir que la guerra de Irak lo distrajera de Afganistán, donde los talibanes se han reagrupado.

En su primer viaje relevante al extranjero desde que asumió su cargo el 20 de enero, Obama se reunirá con líderes de la OTAN en una cumbre del 3 al 4 de abril en Estrasburgo donde los niveles de tropas en Afganistán serán un importante tema a tratar.

Obama está cambiando el centro de atención de Estados Unidos de la poco popular guerra en Irak a Afganistán, donde la violencia ha alcanzado su nivel más alto desde que las fuerzas lideradas por Estados Unidos derrocaron a los talibanes 2001.

Ha admitido que Estados Unidos y sus aliados no están ganando la guerra en Afganistán y ordenó el despliegue de 17.000 soldados adicionales, además de los 38.000 que ya se encuentran ahí, para ayudar a derrotar a unos fortalecidos talibanes y a estabilizar el país.

Otros países tienen a alrededor de 30.000 soldados ayudando al Gobierno de Kabul bajo el comando de la OTAN y Estados Unidos, pero en su mayoría se han mostrado reacios a comprometerse con el envío de más tropas.