Alarte dice que ayer Rajoy ya no dió su apoyo a Camps y a Fabra, y augura que "el martes dirá que no les conoce"

Valenciano critica que el PP "defienda sus verguenzas a costa del prestigio de jueces y periodistas" y lo tacha de "deshonesto"

VALENCIA, 30 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, se mostró hoy "sorprendido" respecto a la reacción del presidente del PP, Mariano Rajoy, en el acto al que asistió ayer en Castellón, ya que, en su opinión, el líder popular el primer día que vino a la Comunitat "dió su bendición" al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y al de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, ambos imputados. Sin embargo, ayer durante el acto ni nombró ni dió su apoyo a Camps y a Fabra y, en este sentido, auguró que en su visita del martes Rajoy "dirá que no les conoce".

A este respecto, Alarte, durante la presentación del libro de los socialistas 'Reflexions pel Futur', aseguró que Rajoy ha cambiado su agenda política, "ya que no iba a venir más que una vez y ha decidido que vendrá todos los días, porque antes en la Comunitat no hacía falta hacer nada, todo estaba hecho, pero ahora parece que no todo va tan bien".

Durante su discurso de presentación del libro, el secretario general de los socilistas valencianos manifestó que la política "no pueden ser sólo los mensajes puntuales" sino que debe encontrar "espacios para la reflexión" y, de este modo, 'Reflexions pel futur' es una "buena excusa" para que todo el capital humano y experiencia socialista sirva para "sumar esfuerzos".

Alarte se refirió a la política de la Generalitat en relación a la participación de los valencianos en las instituciones europeas que, a su juicio, "cada vez es más pobre". En este sentido, recordó la creación de la Oficina de la Comunitat Valenciana en las instituciones europeas en Bruselas, al tiempo que comentó que hoy esta oficina, con el presidente de la Generalitat y la derecha, está "vacía de contenidos, sin un plan estratégico de actuación real de las instituciones valencianas, del tejido empresarial y de la realidad económica y política", es decir, que actualmente esta herramienta es "inexistente", lamentó.

Por otro lado, dijo que los populares "han devaluado el papel de esta oficina, pero lo más grave es la incapacidad permanente y sistemática de los gobiernos del PP de establecer un marco de relación correcto", sino que siempre tienden a buscar "un marco de confrontación, de falta de respeto a las normas comunitarias y de desprecio al papel de las instituciones europeas en materia urbanística y de medio ambiente", censuró.

Asimismo, censuró que para el PP el Parlamento europeo ha sido "un instrumento más del victimismo y del ataque contra el Gobierno central". El PP se "enfrenta con el resto para eludir sus responsabilidades y ocultar sus incapacidades e insuficiencias" y puso el ejemplo del Informe Auken como reflejo de esta "insuficiencia" del Gobierno autonómico.

Por último, Alarte criticó las políticas de fondo de la Generalitat, "muy diferentes a las de Lisboa", ya que cuando "Lisboa plantea como ejes para el futuro las nuevas tecnologías, la innovación y la mejora de competitividad de las empresas, el Gobierno valenciano redobla sus esfuerzos para hacer de la economía valenciana una economía de la especulación, de la construcción por la construcción y del territorio convertido en un solar enorme y sin límites", reprobó.

De igual modo, alertó de que la Comunitat está "a la cola de España y de Europa en inversión y en capacidad de modernización". Este hecho, que consideró muy grave se debe a la política de una derecha "victimista y mediocre en sus planteamientos intelectuales y políticos", los que nos sitúa "fuera del proyecto europeo". Por este motivo, instó a reflexionar en las elecciones al Parlamento europeo del próximo domingo.

"ELECCIONES MÁS IMPORTANTES DE LA HISTORIA"

Por su parte, la diputada del PSOE por Madrid en el Congreso de los Diputados y miembro de la Ejecutiva Federal, Elena Valenciano, instó a reflexionar porque "no sólo estamos en una crisis, también en el inicio de una nueva era, que será diferente social, económica y políticamente". Por ello, consideró las elecciones europeas del 7 de junio como "las más importantes de la historia" y urgió a conseguir que el nuevo Parlamento europeo sea progresista.

Valenciano afirmó que "el PP ha decidido que es mejor no hablar de Europa y enfangar la campaña para que la gente no sepa lo que pasa y puedan tapar lo suyo" y se mostró "preocupada" porque en la Comunitat gobiernen personas "deshonestas". Al respecto, confió en que se dé un vuelco a esta situación que "avergüenza a los valencianos" e instó a los populares a "limpiar su casa" y "luego dar lecciones", recomendó.

La diputada lamentó que el PP "pervierta el sistema democrático y sus instituciones" y se sintió "preocupada por la salud de la democracia". De igual modo, se preguntó "cómo los Camps, Fabra, Costa y Aguirre nos van a representar fuera de España" cuando aquí "defienden sus verguenzas a costa del prestigio de jueces, policías y periodistas". En este sentido, dijo que "no son dignos" y que "lo suyo no es un detalle sino que tiene que ser señalado como anormal e inmoral, porque no queremos acostumbrarnos a eso".

Por su parte, el diputado nacional y ex eurodiputado, Joan Calabuig, explicó que se puede ver como el PP "rebaja las instituciones con sus abusos del poder y degrada la dignidad de la acción política llenando las campañas de debates absurdos" y aseguró que los populares "habrían dejado sus cargos si se aplicarán los niveles de exigencia del resto de Europa, exceptuando los niveles del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, que es el único al que se pueden comparar", subrayó.