Baltar y Balseiro compaginarán las portavocías del PP en Montes y Mar con sus puestos en la Mesa de la Cámara

Feijóo encomienda a su grupo parlamentario la "misión" de buscar "acuerdos" contra la crisis y ser el "motor" de la Cámara

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 (EUROPA PRESS)

El líder del PPdeG y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció hoy que José Manuel Baltar y José Manuel Balseiro asumirán las portavocías parlamentarias relativas a las áreas de Montes y Mar, funciones que sumarán a los puestos que ambos diputados tienen en la Mesa del Parlamento como vicepresidente primero y secretario, respectivamente.

Núñez Feijóo confirmó ambos nombramientos al final de una reunión con sus diputados en la que, tras los cambios que ha sufrido su grupo con motivo del fichaje de varios parlamentarios para formar parte del Ejecutivo autonómico, cerró la asignación de las portavocías populares para la VIII legislatura.

En el nuevo organigrama asumen áreas de responsabilidad algunos diputados que pisan por primera vez la Cámara en esta legislatura. Es el caso de Pedro Puy, que será el portavoz de Economía, o de la compostelana Paula Prado, que se hará cargo de Xustiza. Entre los más veteranos, algunos mantienen áreas en las que se especializaron en la pasada legislatura, como por ejemplo el vigués Ignacio López-Chaves, que seguirá al frente de Cultura.

Feijóo se congratuló del "equilibrio" que presenta el nuevo equipo de portavoces, al aunar "experiencia y renovación", ya que la mitad de los diputados que asumen una portavocía "debutan" en el hemiciclo gallego, mientras que el otro 50 por ciento cuenta con experiencia previa en el Pazo do Hórreo.

Formalizado el reparto, el dirigente popular encomendó a los nuevos portavoces la "misión" de tender la mano a los grupos de la oposición --PSdeG y BNG-- para salir de la crisis con prontitud. Asimismo, les animó a trabajar con el ímpetu de la pasada legislatura para mantenerse como el "motor" de la Cámara en lo que respecta a la presentación de propuestas.

OFICINAS PARLAMENTARIAS

El presidente popular recetó a su grupo parlamentario "trabajo e inconformismo" y les animó a trabajar "a pie de calle", sin olvidar que su obligación es "interpretar" la opinión del pueblo. "Nuestro objetivo es velar por los ciudadanos", recordó Feijóo antes de pedir a sus diputados que recojan las "inquietudes" de los ciudadanos y las trasladen a la Cámara.

Para tal fin, Núñez Feijóo resaltó la importancia de las oficinas parlamentarias creadas por el PPdeG en la pasada legislatura. Este órgano adquirirá rango estatutario tras el congreso que celebrarán los populares el fin de semana, si finalmente se aprueba el nuevo documento de Estatutos elaborado por Norberto Uzal, Susana López Abella y Antonio Rodríguez Miranda, que se votará en el cónclave.

NUEVOS PORTAVOCES

En el nuevo organigrama parlamentario del PPdeG, Antonio Rodríguez Miranda se hará cargo de la portavocía de Presidencia, mientras que los diputados Alejandro Gómez y Jaime Castiñeiras compartirán la de Infraestructuras. Daniel Varela se encargará de Medio Ambiente; Román Rodríguez, de Ordenación do Territorio; y de Vivenda, Jaime Castiñeiras.

Además de José Manuel Baltar --que asume Montes e Conservación da Natureza-- y de José Manuel Balseiro --al frente de Mar--, Isabel García Pacín será portavoz de Medio Rural; Natalia Barros, de Industria; Román Rodríguez, de Educación; Alberto Sueiro, de Traballo; Marta Rodríguez, de Benestar; Rosendo Fernández, de Sanidade; y María Seoane, de Xuventude. El diputado por A Coruña Pedro Arias asume conjuntamente con José López Campos la portavocía de Industria.

Por último, Agustín Baamonde será el portavoz en las áreas de CRTVG y Política Lingüística; José López Campos asumirá la portavocía del Consello de Contas; y Miguel Santalices, la de Emigración.

Feijóo aclaró que el nombramiento de la persona que ocupará la portavocía adjunta, en sustitución de Susana López Abella, tras la designación de ésta como secretaria xeral de Familia e Benestar, se pospondrá hasta la celebración del cónclave del fin de semana, ya que el trabajo en el Parlamento de algunos diputados "podría verse afectado por sus responsabilidades en el partido".