BNG y ERC mediarán en caso de que el PSM no logre un acuerdo con Esquerra y Entesa para unirse a la coalición europea

PALMA DE MALLORCA, 16 (EUROPA PRESS)

El BNG y ERC han constituido una comisión de arbitraje de los conflictos que puedan surgir entre las diferentes formaciones que traten de sumarse a la coalición Esquerra dels Pobles- Els Verds para las próximas elecciones europeas del 7 de junio y que sería la encargada de mediar en caso de que el PSM no logre un acuerdo con Esquerra y Entesa per Mallorca para incorporarse a esta alianza.

Así lo informaron a Europa Press fuentes del PSM, minutos antes de que este partido celebrara un Consejo Político en el que se va a "ratificar la línea de negociaciones" llevada a cabo hasta ahora con Esquerra y Entesa, con el fin de sumarse a la citada coalición, que está formada por el BNG, Aralar, EA, la Chunta Aragonesista, Unión Nacionalista Asturiana y la Confederación de los Verdes.

Sin embargo, admitieron que el PSM aún no ha alcanzado un acuerdo con Esquerra y Entesa, después de que estas dos formaciones defiendan que su candidato, Ramon Quetglas, ocupe el séptimo lugar de la candidatura (el primero que corresponde a los partidos de Baleares), mientras que apuestan por que el candidato del PSM, Biel Riera, se haga con el octavo puesto.

El presidente de Esquerra en Baleares, Joan Lladò, justificó la postura de su partido en el hecho de que si se tienen en cuenta los resultados de las pasadas elecciones europeas, el PSM obtuvo, sin la escisión de Entesa, "9.000 votos, frente a los 7.500 que logró Esquerra".

En este sentido, apuntó que si se restan del PSM los 650 votos aproximadamente que obtendría en estos momentos la formación presidida por Biel Huguet y estos se suman a los 7.500 que lograría Esquerra, el resultado de la unión de estas dos fuerzas sería "muy similar o incluso podría llegar a ser superior" al que lograría por separado el partido dirigido por Biel Barceló.

Por esta razón, consideró que el candidato de Esquerra y Entesa debe ir un puesto por delante respecto al del PSM. Muy contraria es la postura del partido dirigido por Biel Barceló, que apuesta por que se tengan en cuenta "criterios objetivos de número de votos" a la hora de decidir qué candidato de Baleares va en séptimo u octavo lugar en la coalición europea.

En este sentido, las citadas fuentes del PSM indican que debería ser su candidato quien ocupe el séptimo lugar, ya que en los anteriores comicios europeos esta formación obtuvo "9.375 votos, frente a los 7.564 que logró Esquerra" y, en este sentido, recalcaron que pese a que se resten los sufragios que pueda conseguir Entesa por separado, el PSM continuaría siendo la fuerza más votada.

No obstante, Lladò recuerda que es imposible que ninguno de los dos candidatos salga elegido, ya que para ello, se necesitaría que la coalición Esquerra dels Pobles- Els Verds, que estará encabezada por un dirigente de ERC, obtuviera entre 5 o 6 millones de votos. Así, en las anteriores elecciones europeas, ERC sólo obtuvo un escaño en el Parlamento europeo, tras conseguir 300.000 sufragios, por lo que se espera que en esta ocasión la coalición supere los 500.000, gracias, sobre todo, a la suma de BNG, Aralar y EA.

LA VISTA PUESTA EN LAS AUTONÓMICAS DE 2011

El presidente de Esquerra en Baleares recordó que su formación y Entesa también están aprovechando estas negociaciones para lograr un compromiso por parte del PSM en el sentido de que en las próximas elecciones autonómicas de 2011 esta formación priorice la formación de una coalición "nacionalista y de izquierdas".

De este modo, manifestó que se priorizaría una coalición conformada por Esquerra, el PSM y Entesa porque son partidos de izquierda nacionalista y, posteriormente, estos decidirían por consenso si aceptan la incorporación de EU. Lladò pretende evitar que el PSM intente lograr un acuerdo previo con EU, al que "luego se invite a Esquerra, tal como ocurrió en los pasados comicios autonómicos".

Por su parte, el PSM considera que éste no es el momento de abordar esta cuestión y menos con "ultimátums o cláusulas excluyentes", tal como, a su juicio, pretende Esquerra. "Se puede hablar de todo, pero sin prisas, ya que el PSM es una organización soberana para elegir con qué partidos logra alianzas, tanto en las elecciones europeas, como en las autonómicas", sostiene.

El PSM estima que no se debe excluir a EU de una coalición para los próximos comicios europeos, ya que, en su opinión, los partidos que integren esta alianza deben estar unidos por una "ideología y unos acuerdos programáticos y no por unas siglas". Finalmente, apunta que siempre ha "liderado" los espacios de "confluencia" entre formaciones nacionalistas y de izquierdas, "tal como sucedió con el Bloc y Unitat".