Concluye el Pleno del Senado sin una votación ordinaria, al acordar los grupos todas las iniciativas que debía discutir

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La sesión del Pleno del Senado de esta mañana concluyó sin que fuera necesario llamar a votación ni una vez a sus señorías, ya que los grupos de la Cámara Alta acordaron las iniciativas que tenían que debatir y fueron aprobadas por asentimiento. Lo mismo ocurrió con el informe de incompatibilidades, que contaba con el visto bueno igualmente de todos los partidos y fue dado por válido sin necesidad de que los senadores pulsaran los botones de votación.

La fórmula de la aprobación por asentimiento se emplea cuando todos los grupos están de acuerdo en una iniciativa. La presidencia de la Mesa pregunta a sus señorías si existe unanimidad y si nadie expresa lo contrario, se da por aprobada la propuesta sin necesidad de emplear el sistema de votación ordinaria y sin que sus señorías estén obligados a estar sentados en el hemiciclo.

El Pleno de hoy arrancó con una iniciativa de la Entesa Catalana de Progrés para instar al Gobierno a tomar medidas para impulsar el denominado proceso de Bolonia, la adaptación de las universidades españolas al Espacio Europeo de Educación Superior. La moción contó con enmiendas del PP, del PSOE y de CiU, que fueron aceptadas por el grupo proponente. Se aprobó así por asentimiento una redacción final firmada por todos.

En la segunda moción de la mañana ocurrió lo mismo. El partido que defendía la propuesta era el PP, que exigía convocar una reunión del Pacto de Toledo para abordar el futuro de las pensiones. El texto fue enmendado por CiU y por el PSOE, aportaciones aceptadas por el PP, en el caso de la socialista, por entender que suavizaba la redacción pero no modificaba el fondo. Así, la moción salió adelante por asentimiento de la Cámara.

Idéntica situación se produjo en el tercer debate, en torno a una moción del Grupo Socialista para desbloquear la "situación de estancamiento" del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, iniciativa que respaldaron todos los partidos.

Pero los grupos de la Cámara también se mostraron conformes con aprobar por asentimiento el informe de incompatibilidades que el Pleno tenía que revisar hoy. Se trata del último dictamen emitido por la Comisión de Incompatibilidades y que concluye la revisión de los informes de actividades de 17 senadores cuyos casos estaban pendientes, puesto que el pasado año la Cámara dio ya el visto bueno a las actividades de los otros 247.