De la Vega anuncia un "importante debate social" para "dentro de poco" sobre la Ley de Libertad Religiosa

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció hoy un "importante debate social" sobre la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 para "dentro de poco" con vistas a perfilar las "líneas generales" del nuevo proyecto de ley.

Tras el anuncio ayer del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acerca de llevar al Parlamento este año la Ley de Libertad Religiosa, De la Vega explicó hoy, en el marco de los Desayunos Informativos de Europa Press, que el Gobierno no ha "entrado todavía en el debate del contenido explícito de la ley".

En cualquier caso, constató que la actual norma "data de muchísimos años" en democracia en los que se ha producido una evolución social "importante" y que el Ejecutivo pretende que la ley recoja "esa pluralidad desde el punto de vista religioso", lo expresado por el Tribunal Constitucional en estos años en relación al ejercicio de libertad religiosa y de conciencia y "hacer una regulación más acorde con estos tiempos".

"Me va a permitir que de momento me quede ahí. Dentro de poco vamos a tener un debate en el que perfilaremos las líneas generales del nuevo proyecto de ley. Como todo lo que afecta al desarrollo de derechos constitucionales, con un importante debate social", respondió.

Por otra parte, pregunta acerca de si el debate del aborto y del laicismo son "cortinas de humo o proyectos ideológicos" en estos momentos, pidió no mezclar ambas cuestiones porque "responden a situaciones diferentes", aunque constató que ambos son "proyectos que afectan a desarrollo de derechos" que se plantean en la sociedad y que el Gobierno tiene "obligación y compromiso de abordar" con el fin de llegar a una "mejor y más elevada calidad de la convivencia democrática".

Concretamente, sobre la posibilidad de que haya alguna opción de reforma en el trámite parlamentario sobre el proyecto de ley del aborto que plantee el Ejecutivo, constató que el Gobierno tiene la primera palabra, pero no la última, que la tiene el Parlamento "a través de los acuerdos y el consenso" que, sostuvo, el Ejecutivo va a "promover".