Diputados opositores de Nicaragua vuelven a boicotear la sesión plenaria en protesta

  • Managua, 7 may (EFE).- La Asamblea Nacional de Nicaragua no logró hoy abrir la sesión plenaria por falta de quórum, a causa de una nueva protesta de diputados opositores contra el supuesto fraude en las elecciones municipales del 9 de noviembre del año pasado.

Diputados opositores de Nicaragua vuelven a boicotear la sesión plenaria en protesta

Diputados opositores de Nicaragua vuelven a boicotear la sesión plenaria en protesta

Managua, 7 may (EFE).- La Asamblea Nacional de Nicaragua no logró hoy abrir la sesión plenaria por falta de quórum, a causa de una nueva protesta de diputados opositores contra el supuesto fraude en las elecciones municipales del 9 de noviembre del año pasado.

En el hemiciclo se registraron 44 de los 92 diputados, tres menos de los que se requiere para hacer quórum de ley.

La sesión fue suspendida por el presidente del Parlamento, el sandinista René Núñez, tras dos intentos fallidos por iniciar las labores legislativas.

El bloque opositor, integrado por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), la Bancada Democrática Nicaragüense y el Movimiento Renovador Sandinista (MRS), que suman 42 diputados, llegaron al hemiciclo, pero no se registraron, por lo que aparecieron como ausentes.

Los demás diputados, entre aliados de los sandinistas e independientes, no acudieron al hemiciclo, sin conocerse los motivos.

En la agenda del organismo legislativo estaba prevista la elección de la directiva del Banco de Fomento de la Producción y la aprobación de diversas personalidades jurídicas.

La oposición se resistió a hacer quórum para celebrar plenaria en protesta por la negativa de la directiva parlamentaria, controlada por el oficialismo, de dar trámite a un proyecto de ley para declarar nulas las elecciones municipales de noviembre pasado.

La oposición rechaza los resultados de las elecciones municipales dados por el Consejo Supremo Electoral (CSE), que dio por ganadores a los sandinistas en la mayoría de los ayuntamientos, con el argumento de que antes, durante y después de la votación hubo un "fraude masivo".

El oficialismo considera como un hecho consumado el resultado de esos comicios, avalado por el Poder Electoral, que dio a los sandinistas un triunfo en 105 de las 146 alcaldías disputadas, incluida Managua.

Los sandinistas acusaron a la oposición de no querer trabajar y entorpecer el trabajo legislativo.

El presidente del Parlamento anunció que citará por telegrama a los 92 diputados, una vez que se reúna la directiva de la Asamblea Nacional, para intentar reanudar el trabajo legislativo si se logra reunir el número necesario de legisladores.