Dirigentes del PP creen que la exclusión de Galeote evita que el PSOE intente desgastar al partido con la Gürtel

La reunión para cerrar la lista, que comenzó esta tarde, sigue para tratar de encajar los intereses de Génova y los territoriales

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La exclusión de Gerardo Galeote de la lista del PP para las elecciones europeas permitirá, según dirigentes populares consultados por Europa Press, tener una campaña electoral más tranquila y evitará que el PSOE trate de desgastar a los populares con la operación Gürtel.

La decisión de que el hasta ahora eurodiputado popular no concurra en los próximos comicios del 7 de junio se adoptó hoy después de que, según fuentes populares, Galeote mantuviera una conversación con el presidente del PP en la que le habría trasladado su deseo de no concurrir a estos comicios.

Sin embargo, el eurodiputado seguirá vinculado al partido asesorando a los populares en temas europeos. De hecho Gerardo Galeote es, probablemente, el eurodiputado popular que más tiempo seguido lleva en el Parlamento Europeo y que mejor conoce las instituciones de la UE. Concurrió a los primeros comicios europeos en 1994, por lo que lleva 15 años en Bruselas y es el portavoz adjunto del Grupo.

Las dudas sobre su inclusión en la lista popular para el 7J surgieron a raíz de aparecer relacionado por el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en los autos de la operación "Gürtel", la trama de corrupción que contrataba con administraciones gobernadas por el Partido Popular.

De hecho, el magistrado acusó, a finales de marzo, en el auto por el que remitía la causa al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, a Galeote de haber recibido 652.000 euros de la organización liderada por el empresario Francisco Correa, el cerebro de la trama de corrupción. El magistrado hacía referencia al contenido de tres informes policiales aportados por la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) sobre él y el tesorero del PP, Luis Bárcenas.

En estos informes se concretan las cantidades económicas presuntamente recibidas, que incluían la entrega a Galeote de una suma económica de un importe total de 628.310 euros y de parte del precio (un total de 12.000 euros) de dos Land Rover Discovery recibidos por él y su mujer. Acusaciones que Galeote negó pocos días después.

Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción consideró que no había indicios suficientes para pedir la imputación del eurodiputado por lo que, por el momento, este hecho no se ha producido.

Los dirigentes populares consultados por Europa Press consideran que, personalmente, para Galeote, el hecho de no ir en las listas es una faena porque nadie le ha imputado.

Pero creen que la decisión de Mariano Rajoy, de aceptar su petición de no incluirle, es acertada y políticamente correcta porque, con ello, traza un cortafuego para evitar que el PSOE trate de desgastar al PP a costa de la operación Gürtel. Creen que esta decisión facilitará una campaña electoral más tranquila para los populares.

INTERESES REGIONALES

Una vez despejada esta duda, los populares tratan ahora de cerrar la candidatura para el 7J. La dirección del PP lleva reunida desde las cinco de la tarde y sigue a esta hora, después de interrumpir la sesión de trabajo para ir a votar al Parlamento.

Fuentes consultadas por Europa Press explicaron que los intereses regionales están dificultando el encaje de todas las piezas, a lo que se añade la adaptación de la candidatura a la Ley de Igualdad, con la inclusión de más mujeres de las que había.

Estas dificultades se han visto acrecentadas porque algunos territorios prefieren cambiar al candidato propuesto por su región. Sin embargo, en algunos casos, la dirección del partido cree que algunos de ellos han sido útiles, han realizado un buen trabajo y son importantes para la maquinaria del grupo parlamentario en Europa y prefiere no cambiarlos.

La discusión sobre este asunto se trasladó con Mariano Rajoy al Congreso de los Diputados, a donde acudió acompañado de la secretaria general, María Dolores de Cospedal y del vicesecretario Javier Arenas, con quienes se reunió en su despacho del Parlamento hasta el momento de bajar a votar en el Pleno. Tras la votación, el presidente del PP regresó a Génova para terminar de cerrar las listas.