Discapacidad. El congreso reclama por unanimidad una estrategia nacional de autismo

El Congreso de los Diputados aprobó hoy por unanimidad una proposición no de ley que pide al Gobierno que estudie la posibilidad de elaborar y desarrollar una Estrategia Nacional de Autismo, destinada a mejorar el acceso a la educación y al empleo de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA).La iniciativa, presentada por la diputada del PP Amparo Ferrando, demanda al Ejecutivo que estudie, en colaboración con las comunidades autónomas y el Tercer Sector de Acción Social, la elaboración y el desarrollo de una Estrategia Nacional de Autismo que contemple protocolos de atención en los ámbitos de la sanidad, la cultura, el empleo y la educación.“Oficialmente se desconoce el número de casos de personas con TEA que hay en España, aunque según el cálculo de las entidades hay en España cerca de 300.000 pacientes, además de sus familias”, señaló Ferrando, quien agradeció a las entidades sociales el esfuerzo y trabajo que hacen en defensa de una mayor investigación para conocer el TEA.A este respecto, la diputada popular afirmó que la mejor ayuda que se puede ofrecer a los pacientes y sus familias es un diagnóstico temprano, una educación especial y la garantía de una inclusión social con los recursos necesarios, por lo que consideró necesaria la implantación de una Estrategia Nacional de Autismo que coordine el trabajo realizado.Ferrando hizo hincapié en la existencia de desigualdades entre las comunidades autónomas como razón que impide que los esfuerzos empleados sean suficientes, aunque algunas hayan desarrollado un extenso trabajo con unidades de TEA como la Comunidad Valenciana o la Comunidad de Madrid.Asimismo, reivindicó el compromiso del Gobierno con la discapacidad, al reseñar que el 54% de los Presupuestos Generales del Estado para 2015 se dedicará a gasto social, o la creación de distintos grupos de trabajo en el marco de la Estrategia de Salud Mental.“Es el momento de impulsar una mejor política social para este colectivo, hay que establecer una estrategia nacional de autismo que contemple los protocolos de actuación en todos los ámbitos y que todos los agentes implicados que tengan algo que decir participen en su elaboración”, concluyó Ferrando.Por parte de La Izquierda Plural, Gaspar Llamazares señaló que la causa que impide que los esfuerzos sean suficientes no son las desigualdades entre comunidades autónomas, sino la falta de recursos, de centros de referencia, de diagnóstico precoz y de respaldo educativo, especialmente para aquellas personas adultas que carecen de la ayuda de sus familias. Pese a anunciar su apoyo dijo que las estrategias no han servido "para coordinar los distintos dispositivos para afrontar problemas como el autismo”.En una línea similar se expresó la portavoz del Grupo Socialista, Laura Carmen Seara, quien concretó que sí se conocen datos oficiales de pacientes de TEA: 350.000 personas en toda España, una cifra que aumenta a medio millón si se suma a sus familias. Además, afirmó que, gracias a una comparecencia de la Federación de Autismo de España en la Comisión de Discapacidad, conocen que el 34% de los adultos con TEA sufren alteraciones de salud mental, el 65% padece ansiedad y el 57% depresión.“Un plan o estrategia de autismo es necesario, un plan que contemple medidas de sanidad, educación, investigación y empleo, pues sólo el 10% de personas con TEA consigue empleo”, afirmó Seara, quien reseñó que esta medida debe ir acompañada de financiación y de compromiso.En opinión de la diputada socialista, la situación actual de las personas con TEA se ha visto amenazada por los recortes y las decisiones políticas del Gobierno que debilitaron el modelo de salud y minaron la escuela inclusiva. “A día de hoy, unidades de TEA o están desbordadas o cerradas por la reducción de docentes y por recortes, por falta de personal de apoyo que se precisa”.