Dolado valora el tono de "cordialidad" en las negociaciones con el Ministerio de Justicia

  • Zaragoza, 28 may (EFE).- El juez decano de Zaragoza, Ángel Dolado, ha valorado hoy el tono de "cordialidad" existente en las negociaciones con el Ministerio de Justicia, y ha considerado que hay varios temas que podrán ir adelante, como la apertura de la oficina judicial en 2010 o la inversión en nuevas tecnologías.

Zaragoza, 28 may (EFE).- El juez decano de Zaragoza, Ángel Dolado, ha valorado hoy el tono de "cordialidad" existente en las negociaciones con el Ministerio de Justicia, y ha considerado que hay varios temas que podrán ir adelante, como la apertura de la oficina judicial en 2010 o la inversión en nuevas tecnologías.

Así lo ha indicado a los medios antes de asistir a la junta de jueces celebrada hoy en la capital aragonesa, una de las convocadas en casi medio centenar de ciudades o provincias españolas para valorar los efectos de la huelga del 18 de febrero y analizar la marcha de las negociaciones que las asociaciones judiciales mantienen con el Gobierno.

Dolado ha reconocido un cambio importante en la relación con el Ministerio de Justicia desde que llegó Francisco Caamaño, y en este sentido ha dicho que "la mesa de negociación es una mesa de negociación", es decir, que "están todos los interlocutores, van con papeles, con propuestas y se debaten".

"El tono es de cordialidad, no de prepotencia ni de soberbia, y todos los que están sentados en la mesa están legitimados para sentarse ahí", ha dicho el juez decano, quien ha recalcado que "ha cambiado notablemente el ambiente".

Sobre esas negociaciones, Dolado ha recordado que la pasada semana participó en una reunión con jueces decanos de España y vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y sus impresiones son "muy positivas", ya que si lo allí anunciado se cumple "podrá ser beneficioso para la Administración de la Justicia y para los ciudadanos".

Por ejemplo, ha citado que "parece que se va a conseguir" que la Oficina Judicial entre en funcionamiento en varias comunidades transferidas el 1 de enero de 2010 y también está "bien encaminado" que los grupos políticos mayoritarios a nivel nacional "lleguen a acuerdos para publicar en el BOE las reformas judiciales".

Otras de las cuestiones valoradas por Dolado han sido los 600 millones de euros previstos para nuevas tecnologías y una serie de reivindicaciones sociales (conciliación de vida familiar y vacaciones), que "también van por buen puerto".

Ha apuntado un "pequeño problema" respecto a la propuesta de creación de jueces por año, ya que "el Ministerio la cifra en 220-250 y nosotros en 300", aunque "no hay mucha diferencia", ha reconocido.

Los jueces, tras la reunión, han emitido un comunicado en el que alertan de "las carencias estructurales del sistema de justicia", a las que se suma "el extraordinario incremento de la litigiosidad fruto de la actual coyuntura económica", que ha situado a la gran mayoría de los juzgados y tribunales españoles "en una situación de sobrecarga que amenaza con comprometer la tutela judicial efectiva constitucionalmente proclamada".

Hoy por hoy, la situación de los órganos judiciales "no sólo no ha mejorado, sino que ha empeorado desde la histórica huelga del pasado día 18 de febrero de 2009", y "se deteriora de forma alarmante día a día, sin que en el quehacer cotidiano de los juzgados y tribunales se haya constatado ningún avance efectivo más allá de actuaciones aisladas y excepcionales de refuerzo".

"La gravedad de la situación demanda", según los jueces, que "se acometan medidas definitivas en orden a incrementar en número de jueces para aproximarnos a la ratio europea", establecer para cada órgano judicial "una carga de trabajo razonable y asumible" y apostar por la reducción de la litigiosidad y la simplificación de los procedimientos.

Ante esta situación, jueces y magistrados han acordado seguir reuniéndose periódicamente para hacer el seguimiento y evaluar el alcance y continuidad de las reformas e iniciativas que se acometan, comenzando por la convocatoria de nuevas juntas de jueces para el próximo día 24 de septiembre.

La junta de jueces de Teruel ha sido suspendida y la de Huesca ha acordado por mayoría una serie de reivindicaciones que consideran "irrenunciables", como el incremento de la planta judicial, la desaparición juzgados únicos, la separación de jurisdicciones, una inversión en Justicia acorde con la media europea y la derogación de la instrucción 1/2008 sobre el régimen de sustituciones y en materias de ascenso forzoso, retribuciones, reducción de jornada y guardias.

En referencia a la planta judicial de Huesca, los jueces solicitan la creación, a final de año, de varios órganos judiciales: dos juzgados de Primera Instancia e Instrucción, uno de lo mercantil, uno de lo Penal y uno de lo Contencioso Administrativo.

Además, avisan de que "en el supuesto de no vislumbrarse iniciativa ni adopción de medidas reales y prácticas por parte del Ministerio de Justicia, el Consejo General del Poder Judicial y las Comunidades Autónomas", se estudiará la adopción de "posibles medidas de presión, incluida la realización de huelga para el supuesto de existir una convocatoria en debida forma".